La unidad de criterios del concejo es saludable para Granada, siempre y cuando se mantenga siempre

febrero 7, 2009 – 11:41 am -

Granada, Nicaragua
Por: Augusto Cermeño

De la misma manera que criticamos los malos actos y abusos en que pueda incurrir el Gobierno Municipal de turno, de esa misma forma creemos justo reconocer lo bueno, de manera pública y abierta.

El Honorable Concejo Municipal, que eligió Granada en las elecciones del 9 de noviembre 2008, parece estar en común acuerdo con atacar a fondo todos los males que aquejan a la Gran Sultana.

Ese comportamiento es sano ara Granada, y ofrece una oportunidad al Municipio de ir por sus fueros, para mejorar no solo el aspecto sucio y desastroso de la Gran Sultana, sino que ir a fondo con las obras estratégicas que ubiquen a a ciudad colonial a la par de las mas modernas urbes del mundo.

La apariencia de Granada esta muy mal, pero esta más arruinada desde el punto de vista de su infraestructura urbana: Nuestra red sanitaria es muy deficiente, contaminante del ambiente y antihigiénica. Nuestro abastecimientos de agua potable no logra cubrir muchos barrios de la ciudad, donde el agua llega muy escasamente.

Las políticas de urbanismo son burladas por nacionales y extranjeros que cuentan con la complicidad de profesionales locales y hasta funcionarios venales que les autorizan aberraciones en materia de construcciones residenciales en el centro histórico de la ciudad.

Estas cosas y mucho más se pueden mejorar, cambiar, si los concejales trabajan de corazón por Granada y no por intereses de orden político o por jugosos sueldos o dietas.

Los sindicatos, que son los llamados a cambiar de actitud “Porque Granada Vale la Pena”, como dice el lema del actual Gobierno, deben procurar mantener su lucha por un salario justo pero sin pretender mantener una carrera por un Convenio Colectivo prebendario que es dañino para el interés común de los granadinos.

Los trabajadores deben evitar que su conciencia social sea “amarrada” por puros compromisos egoístas con el dirigente sindical prestamista que ha hecho mucha plata a costillas de ellos y no rinde cuentas de todo lo que gana en “nombre de los trabajadores”.

Deben decir ¡basta! a las manipulaciones del prestamista y darle a Granada una oportunidad, igual que Granada les da a los trabajadores un puesto de trabajo digno y decente.


Archivado en Asi Pensamos | 3 Comentarios »


3 Respuestas to “La unidad de criterios del concejo es saludable para Granada, siempre y cuando se mantenga siempre”

  1. Por demetrio el feb 8, 2009 | Responder

    PORQUE GRANADA VALE LA PENA,DEBEMOS ESTAR UNIDOS TODOS LOS CIUDADANOS Y DECIRLE AQUI ESTAMOS OH BELLA SULTANA LA SOMBRA DEL MOMBACHO Y LA BRISA DEL GRAN LAGO Y ESPECIALMENTE DIOS Y LA VIGEN NOS ESTAN DICIENDO AMENSE.

  2. Por XIOMARA el feb 9, 2009 | Responder

    se perfectamente la postura del concejo Municipal, pero no veo correcto que a los trabajadores de la comuna se les quite su paquete afa porque ellos ya cuentan con eso y el producto que les vayan a dar ni se sabe cuanto es y que calidad por eso no es saludable quitarle ese beneficio quiten cualquier otro del conveni colectivo pero ese no

  3. Por Dr. Matus el feb 9, 2009 | Responder

    La unidad de criterios responde al pacto libero sandinista, el concejo prepara la cama del Alcalde para hacerlo caer. Recordemos que Eulogio es conservador y eduardista. El HCM practicamente usurpa las atribuciones del Alcalde Electo y toma medida unilateral y sumamente impopular, tocando el estomago al 100% de trabajadores de la Comuna Granadina,da un golpe factico y cuando Eulogio se vea en problemas, no diran esta boca es mia…
    Cito a Fray Bernardino de Sahagun, sobre la documentación que encontró en Tlatelolco.

    “Señores nuestros, muy estimados señores, no hagais algo a vuestro pueblo que lo haga perecer”

Escribe tu Comentario

Todos los comentarios son moderados. Opiniones con ofensas o fuera de lugar sern borrados inmediatamente. No pierda su tiempo.


El contenido de La Verdad no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorizacin previa y por escrito de La Verdad.