A propósito del 14 de Septiembre de 1856

septiembre 20, 2009 – 10:44 am -

Fernando LopezPor: Fernando López
Martes 15 de Septiembre de 2009.
San Alejandro, Granada, Nicaragua.

Continuamos solemnemente cada año celebrando las efemérides patrias porque hay hechos históricos y personajes relevantes en nuestro pasado, que nos recuerdan el precio y el heroísmo con que nuestro pueblo ha que tenido que enfrentar la lucha por la libertad.

Y exaltamos estos momentos y a sus personajes porque han sido cruciales para definir el curso de nuestra historia común como nación, como república libre, independiente y soberana, expresión de nuestros ideales, los que deben ser, sin dudas, recordados siempre para que la juventud actual reconozca en ellos su identidad y el legado que deben continuar transmitiendo a las futuras generaciones como ejemplo de entrega, para construir sobre principios firmes la nacionalidad nicaragüense.

En este mes, septiembre heroico, recordamos dos eventos que han cimentado nuestra independencia moral, política y económica, primero de la corona española y  después de las pretensiones peregrinas de aventureros esclavistas norteamericanos bajo el mando del filibustero William Walker.

14 y 15 de septiembre son fechas en la que los nicaragüenses del siglo XIX forjaron la Patria. Hubo sangre y dolor por la conquista de la libertad. Y ¿qué seria de nuestra historia si no hubiera habido una parada de gloria en ambos casos. Sin el patriotismo, sin el sacrificio, renuncia y heroísmo que tuvieron que empeñar los nicaragüenses de entonces?

El 14 de Septiembre de 1856 en la batalla de San Jacinto se le propinó un golpe contundente al sistema esclavista restablecido en Nicaragua por el filibustero William Walker, quien fraudulentamente se proclamó Presidente de nuestro país, aprovechando las diferencias internas que nos habían sumido en una Guerra Civil de muchos años y que había postrado las esperanzas de consolidar la República. Esa batalla efectuada en el llano de Ostocal donde se enfrentaron únicamente nicaragüenses y filibusteros, significó una derrota estratégica al filibusterismo y sirvió para elevar la moral de la resistencia patriótica, consolidando el acuerdo entre legitimistas y democráticos y la alianza de Guatemala, El Salvador, Honduras y Costa Rica para expulsar al filibusterismo de Nicaragua y evitar su propagación por la región.

Se hizo Patria y Unión Centroamericanista bajo los lemas de “salvar la independencia y libertad de la Patria común, amenazada por los aventureros capitaneados por Walker”, y se selló la solidaridad de hermanos con origen y destino común de la región afirmando que solo unidos y con pasos de fraternidad se pueden salvaguardar las conquistas republicanas y la libertad.

En esta gesta heroica de la batalla de San Jacinto se eleva la figura del héroe nacional José Dolores Estrada quien es un paradigma, un ejemplo de la humildad, el compromiso, la entrega y el fervor patriótico.

En estas fechas, acontecimientos y personajes están contenidos los más exaltados valores de nuestra nicaraguanidad y debemos honrarlos y rendirles perpetuo tributo y por ello los recordaremos siempre.

Pero jamás debemos olvidar que después de la Independencia de España, se generaron conflictos internos, afloraron contradicciones propias de una Nicaragua que buscaba consolidar sus instituciones estatales y se debatía en rivalidades políticas de las elites que aspiraban a controlar el naciente Estado, esto provocó durante tres décadas enfrentamientos militares, guerras civiles, anarquía y abrió las puertas a la intervención extranjera de las huestes filibusteras norteamericanas jefeadas por William Walker.

Los antecedentes inmediatos o hechos que crearon las condiciones para la intervención filibustera debemos verla en estos hechos que brevemente señalaré y que debemos tener siempre presentes.

El 12 de Noviembre de 1838 se promulga la primera Constitución de Nicaragua como Estado Libre y Soberano la que reflejaba la voluntad de armonizar los intereses de los dos sectores sociales mas influyentes del país: por un lado los comerciantes y terratenientes conservadores y por otro los intelectuales, profesionales y medianos propietarios liberales; dicha Constitución buscaba el equilibrio entre el poder central de León y los otros ejes de poder regionales ó departamentales. Pero los localismos y el caudillismo obstaculizaron la construcción del Estado y frustraron la consolidación de las instituciones republicanas y la aplicación plena de dicha carta magna.

Estalla la guerra civil de 1844 que tiene como justificación la modificación de los límites territoriales y el control administrativo de los territorios por parte de los centros de poder local, esto genera un sinnúmero de conflictos sociales en el territorio nacional y a ello se agrega una pugna política en torno a los atributos de los distintos poderes del Estado y la organización de las fuerzas armadas, lo que ocasiona el surgimiento de una intención de reformar la Constitución Política de 1838, que significaba concentrar mayores poderes en el Presidente, atribuirle exclusivos controles militares y constitucionales, mayor concentración del poder político, por otro lado implicaba restricciones de tipo económicas al ejercicio del derecho al voto y limitaciones en el desempeño de cargos públicos.

En ese contexto se desencadena la Guerra Civil de 1854, que tiene como fondo el empeño de Fruto Chamorro de reformar la constitución de 1838, por lo cual saca a sus opositores de la Asamblea Legislativa, acusa a prominentes diputados liberales de conspirar en su contra y los condena al exilio, logra que la Asamblea Legislativa reforme la Constitución, que entre otros cambios incluía la extensión de su período de gobierno a cuatro años. Pero además sus incondicionales de la Asamblea Legislativa controlada por él deciden designarlo de una vez, sin elecciones, para que continuara a la cabeza del poder ejecutivo hasta 1859, lo que generará la reacción de sus opositores liberales exiliados quienes organizan un ejército bajo el mando del general Máximo Jerez y se preparan a derrocar al arbitrario gobernante granadino, siendo esta la verdadera causa, el génesis de la irrupción del filibusterismo en Nicaragua, en un ambiente de anarquía y guerra el extranjero se proclama gobernante, impone su proyecto esclavista y pretende someter a nuestra joven nación y a las otras repúblicas centroamericanas a intereses ajenos a nuestra historia.

Finalmente, ante estos hechos debemos reflexionar sobre las causas profundas de nuestros dolores y desgracias y aprender de la historia y de los grandes hombres y verdaderos héroes como José Dolores Estrada.


Archivado en Culturales | 5 Comentarios »


5 Respuestas to “A propósito del 14 de Septiembre de 1856”

  1. Por JOSE RAMON GARCIA R el sep 20, 2009 | Responder

    MUY BUENO FERNANDO.QUE NOS RECUERDES NUESTRA HISTORIA PATRIA. ESTA QUE SI ES LA VERDADERA HISTARIA PATRIA. DE TODOS LOS NICARAGUENSES

  2. Por Fernando López Gutiérrez el sep 23, 2009 | Responder

    Gracias José Ramón, estaré solicitandole a Augusto espacio para compartir con sus lectores algunas pinceladas de la historia patria. Saludos cordiales.

  3. Por Tito Wheelock el sep 27, 2009 | Responder

    Ok Chinano, hoy si que te lucistes. Este reportaje esta a como decimos: De pelicula! ! Te felicito por el lenguaje , CLARO, PRECISO Y CONCISO fuistes asi : POCO PERO ESPESO. Asi deben de ser los reportajes, sin muy muchas letras,ni preambulos ni vocabulario coloquial, para que la persona lo lea en un espacio reducido,llegue al sentido profundo de tu mensaje de una manera facil de entender. Gracias por traernos ese pedacito de historia de nuestro pais y recordar, en parte, los dias de escuela ( primaria y secundaria ) y las fiestas patrias. Un abrazo y un saludo a la negra Bravo.

  4. Por Luis Roblero G. el sep 27, 2009 | Responder

    Te felicito Fernando por tu escrito sobre las fiestas patrias y me gustaría que siguieras ampliando sobre el tema de la primera constitución de Nicaragua hasta la última reforma actual, yo se que tu no eres especialista constitucional, sin embargo tenes madera para poder escribir sobre ellas y ya nos daremos cuenta que nuestro país no arranca porque todos los parches que se le hacen a la constitución siempre dejan una ventana para no arrinconar a las personas que están gobernando.
    Asi mismo se hicieron las constituciones de los estados de centroamérica y vemos como El Salvador, Costa Rica, Honduras, Guatemala han arrancado y nosotros no, ya que tiene muchos vacios que permiten hacer y rehacer a los poderes de estado. Ejemplo: El poder Judicial le dice a los otros; No te metas conmigo que yo soy independiente y puedo hacer lo que yo quiero y no lo que dicen que haga.
    Asi estamos en nuestra patria y creo que hasta que una verdadera constitución que no contenga arreglos politicos personales y partidistas es que vamos a salir adelante.
    Otro ejemplo: En otros paises un escandalo de un funcionario público, hace que este renuncie a su cargo independientemente que ese escandalo no sea de su cartera, que sea personal, aquí en Nicaragua la pelota pica y se extiende.

  5. Por Fernando Lopez Gutierrez el sep 28, 2009 | Responder

    Gracias Tito y Luis, recientemente estoy leyendo un librito sobre la “Historia Constitucional de Nicaragua”, que aproveche el tiempo durante el viaje de ida y regreso a México, para leerlo en el aán de conocer más a profundidad sobre nuestra caótica y polémica historia política, además estoy acopiando otros libros sobre el tema, conseguí uno muy bueno del Centro de Derecho Constitucional “Carlos Núñez Télles” que habla sobre las Constituciones, otro de Bonifacio Miranda su tésis de graduación sobre el mismo tema y otro de Iván Escobar Fornos, quien es catedrático sobre esta materia y tiene muchos estudios al respecto, también libros de los historiadores nacionales: Ayón, Gámez, Coronel, Kinloch, etc. que de una forma abordan el tema, para poder hacerme una idea general y particularizar en los casos que quiero enfatizar y que a mi juicio han sido los causantes de nuestros males políticos, estoy en proceso de lectura y luego procederé a escribir mis notas y apreciaciones que espero poder compartir a través de La Verdad, con todos sus lectores y en particular con los amigos interesados. Saludos cordiales a los dos.

Escribe tu Comentario

Todos los comentarios son moderados. Opiniones con ofensas o fuera de lugar sern borrados inmediatamente. No pierda su tiempo.


El contenido de La Verdad no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorizacin previa y por escrito de La Verdad.