Daga Oxidada

marzo 30, 2009 – 10:01 am -

6-efrain-rodolfo-cuendysEfraín Rodolfo Cuendys Muñoz
Isla de la Juventud
Cuba
Diciembre 1986

La daga oxidada que en mi garganta clavaste

no me mató, solamente enmudeció para ti mi lira

este será el único verso que por ti yo escriba

pues te mereces el abismo del silencio eterno.

Sólo quiero dejar constancia de tu traición artera

y de tu burla despiadada, ese día reías como hiena

tus ojos de fuego de las cuencas se salían

¿por qué pensé que eras una tórtola?

Si al alba ya se había completado la metamorfosis

te vi llegar como jefa de la jauría de lobos en celo

que te seguían y mordían tus carnes y despiadada

la noche con su luna llena, pues todo yo miraba

Y la danza libidinosa era frenética e infinita

para mis adentros yo me preguntaba:

Algún día seré también yo un lobo

o solamente un simple carnero?

El tiempo todo lo repara y en la cicatriz homicida

ha crecido una rosa perfumada, una tórtola verdadera,

anida en mi pecho y vuela de vez en cuando

pero tampoco me fió de ella.

Aún guardo aquel cruel acero

en el museo de mi memoria

te he perdonado, pero no olvido

que un día quitaste de mi la gloria.



Archivado en Culturales | 2 Comentarios »


2 Respuestas to “Daga Oxidada”

  1. Por Oneylin el abr 1, 2009 | Responder

    Simplemente regio! Quizá deba yo escribir algo similar para mi ex esposo.

  2. Por Mariangeles Solis el abr 3, 2009 | Responder

    Muy inspirado, se siente la rabia. Muy bien.

Escribe tu Comentario

Todos los comentarios son moderados. Opiniones con ofensas o fuera de lugar sern borrados inmediatamente. No pierda su tiempo.


El contenido de La Verdad no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorizacin previa y por escrito de La Verdad.