Presentación del libro “Huérfanas de la Guerra” de Guillermo Cortés Domínguez

mayo 6, 2009 – 10:36 pm -

1-arq-fernando-lopezGranada, Nicaragua
Por: Fernando López

Viernes 24 de Abril 2009, Casa de los Leones, Granada, Nicaragua

Muy buenas tardes a todos los presentes, estimado Guillermo Cortés Domínguez, autor del libro “Huérfanas de la Guerra” que tenemos el placer de presentar esta tarde con el auspicio de la Embajada de España, el Instituto NicaragÌense de Cultura Hispánica y la Fundación Casa de los Tres Mundos.

Gracias a Guillermo por permitirme compartir con ustedes mis apreciaciones sobre su más reciente obra, su segunda novela “Huérfanas de la Guerra”, mis juicios son los de un lector asiduo que se deja encantar por la trama de la obra, absorbido completamente por el texto, a pesar de las múltiples interrupciones que molestan, pero que busca el espacio para entrar de nuevo en el trance de la lectura, por que la buena obra te atrae, te atrapa y te mantiene tenso hasta que cae la última palabra y entonces uno puede afirmar con satisfacción “me ha gustado la obra”, al margen de los juicios o criterios estrictamente técnicos del arte literario, de la creación de la composición.
Y eso nuevamente me ha sucedido con la segunda novela de Guillermo, la he leído en tiempo record y ha logrado producir en mí la tensión por los hechos, y generar una visión clara sobre el contexto en que se suceden los diversos momentos en que se estructura la obra.
Utiliza o recurre en el aspecto narrativo a la alternabilidad de los protagonistas y diferentes narradores que van creando las imágenes o escenas por donde se desliza el argumento de la novela, maneja el tiempo en sus tres momentos, sus personajes van y vienen en el tiempo, utiliza a mi parecer bien la técnica de los recuerdos intermitentes.
Y me llama la atención como a propósito e intencionalmente, al menos eso me parece, confunde entre las protagonistas y el autor sus roles de la creación de la novela al grado de preguntarse ¿de quién es la obra? Al final las dos huérfanas escriben la obra, su obra, ¿es esto una nueva modalidad? Que el autor permite que sus personajes le arrebaten la obra misma.
El aspecto de la hermosa y a la vez dramática historia de amor de la maestra cubana y el campesino nicaragÌense inserta en otras historias que la acompañan, la complementan y la influyen, es quizás lo central de la obra, pero no podemos descuidar un asunto sumamente interesante como es el tema de la casualidad, aunque el autor aparentemente no atribuye su efecto en el destino de la vida de sus protagonistas, pareciera estar condicionando fuertemente toda la trama de la obra, sobre todo ante la interrogante final de si los padres de las dos huérfanas, se conocieron al menos un instante en las circunstancias difíciles de la guerra civil nicaragÌense, más reciente.
El escenario de la guerra es una condicionante difícil, dura, para los sujetos históricos que la padecen, para quienes la viven y ello está también presente en la novela de Guillermo Cortés Domínguez, en la que el mismo autor es sujeto activo, o protagonista en su vida real y que la refleja nítidamente como fondo de la historia contada. Real o ficticia su permanencia en la BAO, lo cierto es que para quienes vivimos esa realidad, en otros espacios de la geografía nacional nos resulta familiar la descripción de los personajes de la vida militar, de las actitudes, recomendaciones y precauciones que se hacían para lograr mantenerse con vida.
Presumo que el autor investigó para reafirmar sus conocimientos de la flora y la geografía y las toponimias nicaragÌenses, todos aquellos nombres de arboles y lugares que las menciona abundante y acertadamente confiriéndole mayor verisimilitud a la narración.
Es curioso como en las observaciones, comentarios, opiniones o simplemente situaciones que viven los personajes, el autor coloca una visión de las cosas, de la vida, de la situación social, pero sobre todo política, tanto de Nicaragua como de Cuba, se filtra una desilusión con lo que devino la revolución nicaragÌense y se cuestiona el sistema de la isla, sin embargo no hay un total divorcio en la obra con la idea de una sociedad nueva, justa, equitativa, eso trasluce, y existe una idealización o màs bien un deseo profundo de que las conquistas de los pueblos sean perdurables, un reconocimiento que la inversión en la gente nos prepara para un futuro mejor, con mayor oportunidades, y nos es panfletario, es un ideal que procura encarnar y ello està presente, esa ilusión, en la forma en que las dos jóvenes que han unido sus destinos a punto de tantas coincidencias, la obra es también una exhortación de que en el futuro siempre hay esperanzas.

Muchas gracias.


Archivado en Culturales | Sin Comentarios »

Escribe tu Comentario

Todos los comentarios son moderados. Opiniones con ofensas o fuera de lugar sern borrados inmediatamente. No pierda su tiempo.


El contenido de La Verdad no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorizacin previa y por escrito de La Verdad.