Restauración y rehabilitación de edificios antiguos

marzo 30, 2009 – 9:58 am -

Por: Ing. Luis Roblero Gómez
e-mail: lifranrg@yahoo.com
03 Diciembre 2006

1- INTRODUCCI??N

7-hotel-colonSólo con el conocimiento de la historia y el valor patrimonial del Centro Histórico de la ciudad de Granada Nicaragua, por parte de los ciudadanos, instituciones y organismos que habitan e interactúan dentro de la ciudad, se podrá estar promoviendo la Revitalización, acompañada de acciones de preservación, conservación, rehabilitación y transformaciones adecuadas a la realidad socioeconómica de la ciudad, y preservarla para las futuras generaciones.

En el centro histórico de esta ciudad, hemos visto que no bastan las leyes que se establecen en el Plan Regulador de la ciudad de Granada y las ordenanzas para las áreas de protección patrimonial, publicadas en las Gacetas (Diario oficial de la República de Nicaragua); y que hay que adelantarse al abandono y consecuente deterioro de las edificaciones a través de planes de una bien entendida renovación urbana.

Dentro de esa estrategia debe seguirse una metodología que consiste en estudiar la tipología de los inmuebles de cada zona y proponer usos nuevos que introduzcan el confort contemporáneo sin alterar las estructuras tradicionales, ni desplazar a los ocupantes del área de influencia.

Los edificios del Centro Histórico de Granada han cambiado de uso en forma más o menos espontánea, para servir de viviendas o locales comerciales ( Hoteles, Casas de Huésped, Restaurantes etc.), pero sin llegarse al extremo de la demolición y reemplazo por otras construcciones.

Urge por lo tanto llevar a cabo una renovación de los inmuebles usados como viviendas, así como otros edificios públicos que han caído en desuso, proponiendo y diseñando para ellos, funciones diferentes acordes con las necesidades de la ciudad.

Se ha probado que el mejor aliciente para que el gobierno municipál invierta en el rescate de su patrimonio monumental, es la satisfacción de brindar la oportunidad y facilidad a inversionistas nacionales y extranjeros de utilizar en forma conveniente un edificio histórico que responda a las necesidades actuales de este nuevo siglo.

Además que la Ley N° 306, “Ley de incentivos para la Industria Turística de la República de Nicaragua” publicada en “La Gaceta”, Diario Oficial N° 117 de fecha 21 de junio de 1999 y su Reglamento, establece en el numeral 5.2.7 lo siguiente:
“Para contribuciones de personas naturales o jurídicas que decidan participar económicamente en la realización de proyectos de interés público tales como para restauración o mantenimiento e iluminación de monumentos y edificios, parques municipales, museos, parques arqueológicos, en los Monumentos Nacionales e Históricos, Parques Nacionales y otras áreas protegidas de interés Turístico, en sitios públicos de interés Turístico y Cultural, en los conjuntos de Preservación Histórica, así como en proyectos para la promoción y capacitación en el desarrollo de la actividad turística, que han sido aprobados por INTUR en concertación con el INC y/u otros Entes pertinentes del Estado y Municipios, y en cuyos casos la inversión mínima será establecida por INTUR, se podrá considerar como gasto deducible del Impuesto Sobre la Renta al monto total invertido en tales obras, con la certificación correspondiente del INTUR en cuanto al monto de la inversión y a la fecha de realización y terminación del proyecto”.

En consecuencia toda persona natural o jurídica, nacional o extranjera podrán hacer uso de los incentivos y beneficios establecidos en el numeral 5.2.7 del Arto. 5 del Capítulo III de la Ley N° 306, para lo cual deberán presentar su proyecto de inversión ante el Instituto NicaragÌense de Turismo. (www.gaceta.gob.ni)
2 – UN POCO DE HISTORIA

7-monumento-a-francisco-hernandez-de-cordobas-en-plaza-espanaFundada Granada en el año de 1524, ha sido objeto de muchos y diferentes estudios históricos, económicos y culturales.

Sus claros rasgos de ascendencia colonial que tienen la particularidad de haber permanecido a través del tiempo en el mismo lugar en que fue fundada por Francisco Hernández de Córdoba, quien al decidir el sitio de la fundación de la segunda ciudad colonial de la futura provincia de Nicaragua, lo hizo para facilitar el descubrimiento de un posible estrecho que permitiera la comunicación entre el mar del norte y el mar del sur.

Granada se erigió como ciudad-puerto como función primordial, una ciudad vinculada a la vida marítima a través del lago, el que posteriormente sería el Lago de Nicaragua

Años después de su fundación se produce el descubrimiento del desaguadero del Río San Juan y a partir de esa circunstancia comienza la vida de la ciudad, que se mantenía abierto al comercio a través de fragatas que se construían en el primer muelle de madera construidos en tiempo de la colonia a orillas de la ciudad recién fundada.

Medio siglo después, el trafico comercial de la ciudad con Cartagena, Guatemala y Comayagua, ciudades del istmo y del virreynato de la Nueva Granada, es de creciente comercio, el cual se ve interrumpida y malograda por las primeras incursiones de bucaneros y piratas que ven la ciudad como un objetivo a saquear.

Durante el siglo XVII una y otra vez, la ciudad es saqueada y comienza el ciclo dramático de incursiones de bucaneros franceses, ingleses y daneses.

A mediados del siglo XIX y como ciudad recién independizada de España, se vio marcada por el interés de las potencias de Inglaterra y Estados Unidos por canalizar el Territorio.(www.grancanal.gob.ni)

El auge del desaguadero y la significación geográfica de la Compañía del Tránsito, despertó el interés de los filibusteros norteamericanos encabezados por William Walker. Esta presencia filibustera acabaría más tarde con la ciudad en llamas.

Granada volvería a repetir su ciclo de vida-destrucción en el mismo sitio de su fundación original.
3 – ARQUITECTURA URBANA

7-casa-estilo-neoclasico-ubicada-en-el-centro-historico-de-granadaEn términos urbanos, la ciudad de Granada tiene la particularidad de haber conservado la tradición constructiva de su arquitectura colonial. Esta es significativa debido a que la ciudad sufrió a través de su historia diferentes destrucciones parciales y totales.

Dentro del desarrollo urbano de la ciudad se pueden distinguir dos esquemas urbano-arquitectónico que están ligados a la historia de la ciudad.

Un primer esquema consistió en crear un núcleo urbano iniciador, con una plaza central, la fortaleza, el templo y las casa de los principales o autoridades a su alrededor.
El aspecto de sus construcciones contaba con una fuerte influencia del entorno rural, por el uso de materiales, como la caña, la paja y el barro (arcilla) trabajados con técnicas indígenas, definieron el primer asentamiento Español.

La ciudad fue creciendo paulatinamente y el efecto más significativo de ese lento desarrollo económico se presentó en las edificaciones de nuevas construcciones más sólidas, con materiales más seguros y duraderos, trabajados con sistemas constructivos similares a los utilizados en las ciudades españolas de la península Ibérica.
La madera labrada, el ladrillo y teja de barro cocido y el Adobe secado al sol definieron un nuevo sistema constructivo que durante el proceso colonizador determinaron la fisonomía definitiva de la Granada colonial.

Un segundo esquema urbano fue definitivo a mediados del siglo XIX, donde se conjugan elementos de importancia histórica para la ciudad. Estos elementos se combinaron para presentarnos una ciudad colonial, con claros rasgos Ibéricos, pero que a su vez va tomando rasgos del colorido local de los materiales que detallan una arquitectura que se gestó en la península Ibérica, pero que se materializo con características del sitio donde fue construida la ciudad.

Este esquema urbano y su arquitectura fueron destruidos por el incendio de 1856, conocido como el más destructivo y devastador en la historia de la ciudad.

7-casa-de-la-familia-lugo-aranaGranada se reedificaría sobre los mismos cimientos y paredes de adobe de la colonia, esta reconstrucción va a presentar variantes estilísticas, la colonial: asumida por los grupos medios de la población que optan por reproducir el modelo de sus predecesores, esto se explica por el conocimiento y confianza de un sistema constructivo que por muchos años fue utilizado por la población.

El segundo camino seguido para la reconstrucción estuvo ligada a las innovaciones estilísticas que tienen su origen en corrientes nuevas que innovarían los centros de las antiguas ciudades coloniales. Esta tendencia estilística que se impuso a nivel nacional, en el último tercio del siglo XIX fue el Neoclásico.

Producto de estas dos vías de reconstrucción, la ciudad mostrará dos tipos de arquitectura: la colonial y la neoclásica.

En un periodo de 60 años (1856-1915) la ciudad se reconstruiría totalmente y en ella, se lograría apreciar esa influencia neoclásica y en parte ecléctica, con la que enriqueció su imagen de ciudad centenaria y colonial.

La imagen que presenta la ciudad actualmente es la de construcciones antiguas en su mayoría más de 100 años, que combinan su aspecto espacial con el de fachadas coloniales y neoclásicas.

Si no se ponen en práctica alternativas constructivas, teniendo en cuenta la alta fase de deterioro progresivo en que se encuentran sus edificios, será imposible mantener la integridad urbana e histórica de esta ciudad.
4 – DETERIORO DE LAS EDIFICACIONES

7-vista-panoramica-del-puente-dardanelos-donde-cruza-el-arroyo-la-aduala-en-calle-atravesadaActualmente Granada la ciudad más hermosa de Nicaragua, posee la mejor unidad urbana del país, muy particular en la planimetría y altimetría de sus edificios: que le proporciona volumen y composición que la caracterizan dentro del contexto armónico, como algo único de la arquitectura colonial donde predomina el estilo neoclásico.

Fundada en tierra firme en 1524 y reconstruida después del incendio de 1856 (332 años), es de mucha importancia tomar en cuenta que en el período post incendio (60 años), las edificaciones vinieron a expandir la ciudad, la cual es cruzada de Oeste a Este por dos arroyos de formación natural ( El Aduana y el ZacateligÌe) por lo cual para su comunicación interna obligó a construir puentes de arcos de ladrillo de barro cocido de medio punto, apoyados en estribos de piedra volcánica y que en la actualidad se encuentran fracturados por los efectos que producen los agentes externos y el tiempo( este tema lo veremos en la publicación de otro artículo).

Del año de 1856 a nuestros días (150 años) a partir de la década de 1980 se ha venido observando el deterioro y destrucción de muchos edificios que se encuentran dentro del casco histórico de la ciudad, pero no es el momento de buscar culpables por tales consecuencias, sino, el de reflexionar como, quienes, cuando y con que podemos echarle una mano a la reconstrucción de esta bella ciudad, que dentro de muy poco tiempo será declarada por la UNESCO como patrimonio de la humanidad.

En la mayoría de las construcciones el material predominante es el Adobe. (El arte de hacer adobes ha tenido un desarrollo cronológico que continúa hasta la actualidad, tanto en las formas logradas, como en las mezclas y los materiales utilizados.

7-construccion-de-adobe-danada-por-lluvias-en-calle-real-xaltevaLa tierra se mezcla con elementos fibrosos, como paja o zacate, para lograr mayor densidad y durabilidad. Esta mezcla se vierte en moldes para formar los adobes y luego se ponen a secar al sol. Las estructuras resultantes se consolidan rellenando huecos y aperturas con mortero de barro, alistando las paredes para el decorado mediante un enlucido de mortero de buena calidad).

En cuanto al adobe, es el que más daño ha presentado en estos últimos años, siguiéndole las paredes de taquezal y otros sistemas de construcciones como muros de piedra bolón de origen volcánico, paredes henchidas o albardeadas (Tapial y Bahereque)

A continuación se hace referencia de algunos agentes externos que han venido destruyendo las edificaciones del centro histórico de la ciudad:

Efectos de la humedad:

La falta de impermeabilización de las cubiertas de techos (tejas de barro cocido) es uno de los principales problemas que causan la destrucción de los edificios, la mayoría de los techos no presentan cordones de amarre en dos sentidos con mezcla blanca de cal hidratada y talpuja (toba volcánica) que no permitan el deslizamiento de las tejas, provocadas por los vientos, lluvias, sismos y porque no decir de animales felinos y roedores.

Todo esto permite la introducción de la precipitación pluvial, la cual satura las paredes de adobe y les produce primeramente el desprendimiento de partículas finas y luego el derrumbe parcial o total de la pared, en muchos casos se ha podido observar el colapso de la estructura del techo; en éste último caso sucede que las últimas hiladas de bloques de adobe de la parte superior se saturan de humedad y las condiciones mecánicas de resistencia a la tensión y compresión del material se vuelven nulas, permitiendo que las fuerzas verticales y laterales de los empujes producidas por el peso de la estructura de madera y teja de barro, no encuentran una reacción por parte de las paredes, ya que éstas han perdido toda su resistencia y como consecuencia ocurre el colapso de la estructura superior.

7-construccion-de-taquezal-en-calle-el-almendroLa falta de mantenimiento de las cubiertas de teja de barro por parte de los dueños e inquilinos, es uno de los mayores problemas que permite la destrucción de las edificaciones.

Para que un edificio quede protegido contra las lluvias de la época de invierno, se le debe dar mantenimiento a las filtraciones, reparando antes de la entrada o con las primeras precipitaciones, cualquier daño en su entejado.

Cuando un edificio no es protegido y reparado en forma periódica, lo que en un principio eran pequeñas goteras se convierten en un grave peligro que atenta contra las paredes de adobe y resto de la estructura del edificio.

En el caso de edificios de dos plantas que en su mayoría la primera planta está construida de paredes de adobe y la segunda de paredes de taquezal, se ha podido observar que éstas últimas, cuando sus culatas están orientadas al este de la ciudad y expuestas al arrastre de la lluvia por la fuerza del viento, también se ven saturadas por la humedad.

El sistema constructivo del taquezal es muy diferente al del adobe, la diferencia estriba en que los adobes son bloques de arcilla con refuerzo de fibras vegetales que sirven para contrarrestar los esfuerzos de tensión producidos por las contracciones del barro, y los producidos por las cargas aplicadas, los espesores de paredes varían de 60 a 100 centímetros.

El taquezal, sin embargo, llega a tener espesores de 25 a 30 centímetros y está compuesto de una combinación de horcones o columnas de madera de forma vertical y de secciones transversales que varían de 15cm x 15cm y de 20cm x 20cm separados a distancias, que varían de acuerdo a los vanos de puertas y largo de paredes, dependiendo de las circunstancias arquitectónicas, rigidizadas horizontalmente por reglas de madera de 2.5cm x 7.5cm en ambas caras de la columna y a una distancia que varía de 15 a 25 cm, que posteriormente es rellenada con piedras y ripios de teja de barro unidas con mortero blanco de cal y talpuja y coronadas por vigas soleras de madera de secciones acordes con la de las columnas u horcones.

Estas paredes construidas en una y dos plantas de cualquier edificio, ya saturadas por la humedad y por efectos de la gravedad, la infiltración en las paredes , produce que al pie de los horcones o columnas se vean afectados por colonias de hongos que destruyen el grano entrelazado en las fibras de la madera que debilitan la resistencia de la misma, provocando que la pared sufra un asentamiento inducido por el peso del techo y la pared misma, se produce una falla horizontal a 1.00 metro del nivel de los pisos y fracturas diagonales y verticales en el cuerpo de la pared.

Ocurre también que cuando entre dos inmuebles divididos por una pared de adobe o taquezal, y si existe una diferencia de nivel entre uno y el otro terreno, y si por defecto de los drenajes de las aguas pluviales del terreno superior, las cuales pueden llegar a estancarse por estar obstruidos las atarjeas, sucede en el caso de paredes de adobe que la humedad se infiltra, se satura en la parte inferior y pierde su resistencia, produciendo un abundamiento seguida del colapso de la misma.

En el caso de que la pared divisora sea de taquezal, se producen asentamientos y ocurre el plano de falla horizontal a la altura mayor entre los dos terrenos, fracturas diagonales y verticales en el cuerpo de la misma, pudiéndose observar una mayor resistencia al colapso de este tipo de construcción, el cual permite tiempo para su reparación.

Falla en los Tensores:

Los sistemas constructivos de la época colonial, en lo que se refiere a los techos, éstos descansan por medio de largueros de madera colocados a dos aguas separados a un promedio de 60 centímetros y de secciones de 10cm x 12.5cm, estos largueros se apoyan en vigas soleras de madera de 17.5cm x 17.5cm que están colocadas paralelamente a las cumbreras de los techos y sobre las paredes en el caso de adobe y sobre las columnas de madera cuando se trata de taquezal.

Estas cubiertas de techo tipo cañón a dos aguas transmiten fuerzas laterales de empuje horizontal, que tienden a voltear las paredes, pero para contrarrestar este efecto y mantener la estabilidad de equilibrio de la estructura, se colocan tensores de madera de 17.5cm x 17.5cm de sección transversal o de varillas de metal de 3 cm de diámetro, de forma perpendicular a las vigas soleras.

Para el caso de tensores de madera, muchas veces la fractura de una teja de barro, permite la infiltración del agua de lluvia que afecta la unión del tensor y la viga solera, produciendo una colonia de hongos, que afectan la resistencia del empalme de la unión entre estos miembros y como consecuencia, la función estructural de estos elementos desaparece, provocando el colapso de la cubierta del techo.

Cuando el tensor es de metal, la humedad corroe la sección transversal del metal y disminuye la capacidad soportante a los esfuerzos de tensión, a veces ocurre que en la unión de solera y tensor metálico, la creación de hongos en la madera, es más acelerada la destrucción de la resistencia de la madera, que la corrosión del tensor metálico y también se produce el colapso de la cubierta de techos.
Efectos de los Niveles de Techos:

Muchos sectores de la ciudad presentan tramos de cubiertas con un solo nivel de techo, lo que da forma a un sistema único en lo que a unidad estructural se refiere.

Cuando en un sistema de este tipo, que abarca tres, cuatro y hasta cinco viviendas, si a una de ellas y peor aún si es intermedia, se le baja o sube el nivel de su techo, se pierde parte del balanceo de las cargas a que había estado sometido el sistema de soleras, produciendo un desequilibrio diferencial, que afecta la estabilidad del diafragma, que forma la estructura de techo y puede provocar el colapso del resto de las cubiertas.

Algunas veces cuando el sistema está con orientación este-oeste y existe la misma discontinuidad intermedia, bajando el nivel de techo de una vivienda, suele ocurrir que en la época de invierno, el viento empuja la precipitación del agua y humedece una de las culatas de una vivienda, provocando derrumbes parciales que si no se presta la atención, ocurre un derrumbe total.
Asentamiento de las Fundaciones:

Muchas edificaciones construidas de taquezal, en la que sus elementos principales lo conforman marcos estructurales de madera, que se apoyan en bases de piedra labrada de 40cm x 40cm de sección transversal y de 80 a 100 cm de altura, las cuales en la parte superior y al centro de las mismas, se le practica un orificio de 6 a 8 centímetros de diámetro y una igual profundidad, permiten que las columnas penetren en este orificio, el cual restringe el desplazamiento lateral de las paredes, sin embargo se suelen presentar fallas en el cuerpo de las paredes por dos causas:

La primera se produce cuando hay asentamientos de los horcones o columnas de madera, ya que el pie de las mismas ha sido atacada por termitas, hongos y humedad, estas causas provocan el rebajamiento de las columnas y éstas a la vez derivan el aplastamiento de las paredes, las cuales se fracturan a lo largo de un plano horizontal y comúnmente a una altura de 100 centímetros del nivel del piso.

La reparación que se practica para estos casos, por lo general, es ademar la estructura, cortar o eliminar la parte afectada del pie de la columna, sustituir la parte eliminada con el mismo material de igual o mayor resistencia, esta operación es conocida como calzadura de la columna.

La segunda causa es cuando el suelo falla y las bases de piedra ceden al empuje vertical de las cargas de techos y paredes, esto provoca el mismo efecto de corte en las paredes.
Algunas veces los planos de falla vertical y diagonal ocurren cuando existen desplazamientos laterales.
Comúnmente la falla del suelo es por la saturación de agua en los sectores de la cimentación y más aún cuando el suelo contiene mucha arcilla.

Fallas por Aplastamiento:

Es de mucha práctica aplicar enchapes con ladrillo de barro cocido a las partes inferiores de las paredes de Adobe, estos enchapes se efectúan colocando el ladrillo de canto o de plan o de forma transversal. ¿ Qué es lo que ocurre cuando se practican estos enchapes?

Cuando el enchape es practicado en ambas caras y colocado de plan hasta una altura de 1.50 a 2.50 metros del nivel de piso, se efectúa en dos etapas: primeramente se trabaja en una cara devastando la pared de adobe entre 15 a 16 centímetros, para que pueda caber el enchape del ladrillo, que es de 14 centímetros de ancho, una vez que se ha completado esta cara de la pared se pasa al otro lado y se vuelve a repetir la operación, pero sucede que a la sección transversal de la pared de adobe su espesor le varía de 60 a 100 centímetros, se ha disminuido en 15cm cuando es una cara y 60 cm cuando son las dos caras.

Comúnmente estos enchapes se practican donde se anexa un servicio para baño e inodoro y se efectúan con la sana intención de proteger la pared de Adobe contra la humedad, sin darse cuenta que se ha debilitado la resistencia de los muros al disminuir su espesor, y muchas veces fallan por aplastamiento, producido por el peso de la estructura del techo y la misma pared al sufrir el desprendimiento por explotación de los enchapes, seguido de un colapso del edificio.

Otras veces esta práctica se utiliza en las paredes de fachadas para mejorar la arquitectura del frontis, anexándole elementos de tecnología moderna.
Cuando un edificio va a ser intervenido, siempre debe practicarse un reconocimiento de todas sus partes y con más razón cuando lo es de dos plantas, si el caso es de Adobe o taquezal, se tiene que elaborar un diagnóstico estructural de sus componentes, para posteriormente ejecutar su intervención.

Muchas veces a pesar que se tenga la buena intención de valorar el estado actual de sus componentes, las intervenciones anteriores, que ha sufrido el mismo edificio, dejan vicios ocultos, que no se pueden valorar estructuralmente, siendo esto un factor muy importante que pasa imprescindiblemente.
Se pudiera seguir mencionando más causas y efectos, que continúan deteriorando y destruyendo muchos edificios de la ciudad, pero el asunto no se termina ahí, sino como detener este deterioro.

La ciudad tiene dentro del casco histórico doce núcleos de mucha importancia que son los que conforman el área histórica, donde muchos edificios ubicados en estos núcleos se encuentran afectados.
5 – REHABILITACI??N Y RESTAURACI??N CASA LUGO

METODOLOGÍA

Realizar un proyecto al igual que su ejecución depende de lo existente y su estado diferenciable fácilmente del proceso edificatorio común y corriente. Es por tal motivo, tomando en consideración que este edificio representa un valor histórico para la ciudad y que su posición geográfica dentro del sistema de infraestructura del área central de Granada, es que se da inicio al Estudio de Rehabilitación y Restauración del inmueble propiedad de la familia Lugo-Arana.

Para que un edificio quede protegido contra los elementos climáticos y de fenómenos naturales o accidentes, se le debe dar tratamiento reparando constantemente cualquier daño de sus partes.

Cuando un edificio no es protegido y reparado en forma periódica, lo que en un principio eran pequeños daños, se convierten en mayores, pudiendo incluso al correr del tiempo, hacerlo desaparecer.

Si se daña o pierde cualquiera de sus partes, queda expuesto a los elementos naturales que lo van minando poco a poco, siendo presa fácil de lluvias, sismos, ciclones, huracanes y otros muchos agentes que lo atacan.

Por tal motivo es necesario cada determinado tiempo revisar con cuidado todo edificio y hacer algunos trabajos, para que esté siempre bien protegido, lo que en este caso a partir de la década de los años 1980 no se hizo.

Realizar un proyecto de conservación de un bien patrimonial, implica partir de un hecho realizado, sujeto a una serie de limitaciones, la redacción del presente estudio al igual que su posterior ejecución, depende de lo existente y su estado, por ello necesitamos información previa suficiente para lograr una intervención con rigor científico.

Es imprescindible realizar un trabajo investigativo extenso: Aspectos históricos, sociales, económicos, técnicos, etc.

Todo esto permitirá conocer al máximo el detalle de la obra y su contexto, ya que no podemos analizarla fuera de él, la importancia histórica-arquitectónica del edificio en sí mismo proviene además de los factores diversos que la propiciaron, físico, político, humanos y sociales de la época.

ASPECTOS HISTORICOS

Después del incendio de Granada en el año de 1856 realizado por orden de William Walker, este fue uno de los pocos edificios que no sufrió daños considerables.

A principios del año de 1858 Don Cayetano Ibarguen reconstruye el inmueble en estudio, dándole un corte neoclásico, construida su fachada principal con materiales importados del continente europeo.

Posteriormente Don José Angel Mora Noriega (Padre) y Doña Josefa Orozco de Mora, notables personas de esa época, vivieron mucho tiempo en este inmueble y con el tiempo nació la familia Mora- Noriega.

Este edificio fue parte del antiguo Hospital San Juan de Dios, cuando existía frente donde actualmente es el parqueo Colón o terminal de buses interurbanos Granada-Managua, lugar que sirvió de cementerio para muchos pacientes del Hospital de esa época.

En 1851 siendo senador Don Fulgencio Vega, abrió la calle de Vega y se partió el antiguo hospital, por la calle que hoy divide a las manzanas en este y oeste y que actualmente lleva su apellido (Calle Vega).

El inmueble más adelante es adquirido por Don Salvador Cuadra Soto, quien era en esa época el mayor casa teniente de la ciudad.

Posteriormente su dueño vino a ser Don Manfredo Cuadra (Hijo) y quien más adelante se lo vendió a la familia Arana Espinoza, quienes donan una parte a sus hijos Bosco Alejandro y Pastora Cynthia Lugo Arana, quienes pasan a ser los últimos propietarios del inmueble que se trata en este estudio.

ASPECTOS SOCIALES

7-parque-central-o-parque-colonEste inmueble de corte neoclásico, sus corredores de la calle vinieron a servir a la sociedad de ese tiempo como lugar donde se asentó el Tiangue que se usaba como mercado y lugar para hacer trueques, lugar que en su costado norte tenía lo que se llamó plaza real y que posteriormente cambió de nombre a plaza nacional y que últimamente se le conoce como parque central o parque Colón, inaugurado con ese nombre en 1892 en conmemoración del IV centenario del descubrimiento de América.

Actualmente este inmueble es parte del sector que viene a constituir el núcleo número cinco del casco histórico de la ciudad, que por su belleza arquitectónica representa un punto de partida de identificación nacional.

A finales del siglo XIX y a principios del siglo XX, este edificio fue ocupado por el antiguo Club Social de Granada y posteriormente por la Corte de Apelaciones de Oriente.

ASPECTOS ECONOMICOS

Para finales del siglo XIX y principios del XX, este sector sirvió de concurrencia poblacional, donde los pobladores hacían su trueque y posteriormente negocios que permitían la circulación de la moneda, época en que la solidez de la misma, mantenía su valor adquisitivo.

En los primeros años de la década del 2000, estuvo funcionando un banco de reputación nacional e internacional esquina opuesta a este edificio, el cual se encuentra integrado muy cercanamente al comercio granadino, así como frente al parque Colón o central, que se ha constituido en punto de referencia turístico para los miles de visitantes nacionales y extranjeros que llegan a la ciudad.

En base a estas informaciones anteriores, pasamos al reconocimiento detallado del inmueble, dimensiones, área, calas en paredes, sistema constructivo y estructurales, materiales, estado general y particular de sus diferentes componentes físicos y especiales, estos aspectos, la información general y reconocimiento del inmueble, permitirán formular un diagnóstico del mismo, cual es su estado actual.

Paralelo a todas las inspecciones de las partes del edificio, se vienen elaborando los planos arquitectónicos existentes, elevaciones, secciones transversales, planos de entrepiso, planos estructurales de la cubierta de techo, planos de fontanería, de electricidad, detalles de molduras, balaustres, revisión de cada una de sus partes y se viene conformando una lista de observaciones que vienen a ser incorporados en los planos de la edificación existente en el estado en que se encuentra en el instante, auxiliado por fotografías, para poder ir definiendo los planos definitivos del edificio con todas las intervenciones que hay que realizarle
Sin el Diagnóstico no sería posible la formulación del dictamen donde se expondrá de forma clara y sencilla el nivel de intervención a realizar.

En otras palabras de acuerdo al estado en que se encuentra el inmueble. ¿Qué intervención o tipo de intervenciones deberán ser ejecutadas para lograr su revalorización.?
GEOLOGÍA

Los tiempos geológicos históricos vienen indicados por eras, las cuales se dividen en períodos, éstos en épocas, etc.
Denominaciones a las que corresponden estratos ocupados de terreno que guardan en su interior, elementos que permiten además de señalar los distintos movimientos tectónicos de la tierra, dar cuenta de los animales y plantas que sobre ella se sustentaban.
Estas eras, en un número de cinco: arcaica, primaria, secundaria, terciaria y cuaternaria, ésta última es la que nos interesa, era cuaternaria o antropozoica que tiene un espesor de ± 200 metros y una duración aproximada de un millón de años.
La era se divide en dos períodos:

a- El período glaciar, diluvial o pleistoceno.
b- El período aluvial u holoceno que es el de los tiempos actuales, fauna y flora de este período son la de nuestros días.

La ciudad de Granada por sus características geológicas, está asentada sobre tres estratos de naturaleza litológica, en los cuales se han podido observar:

a- Talpuja ( Tobas volcánicas lapílicas), producto de la erupción del volcán de la Laguna de Apoyo, que no se tiene registro de la fecha de su erupción, y que tiene un espesor aproximadamente de 30.00 metros de profundidad, este espesor ha sido confirmado en la construcción de pozos en ciertos sectores de la ciudad y sus vecindades, estas capas de subsuelo se encuentran diseminados en el sector norte y sur este de la ciudad.

b- Lavas del tipo basáltico y andesítico posiblemente de la erupción del volcán Mombacho, de la cual no se tiene registro de la fecha de su erupción, localizadas en la salida de la ciudad hacia el municipio de Nandaime y que sirven para la explotación de piedra triturada, que se utiliza para la fabricación del concreto.
c- Arenas gruesas.
d- Arenas finas.
e- Arcillas y piedra pómez, esta última es un estado de la consolidación de la talpuja o toba volcánica.

El inmueble en estudio se encuentra cimentado sobre toba volcánica lapílica, el cual presenta buenas características para fundaciones de edificios del área en estudio.

De acuerdo a registros históricos aún no se ha podido determinar que en el sector donde se localiza este edificio haya fallado un inmueble o estructura por asentamiento en las fundaciones, ya que el suelo presenta características semi duros con un bajo índice de plasticidad, casi nulo que no permite deformaciones en las fundaciones de estos edificios.

Granada presenta dos fallas geológicas conocidas al sur de la ciudad, la falla de la Joya que cruza hasta el cerro Posintepe en dirección oeste y la falla del Varillal que cruza el municipio de sur a norte con prolongación hacia la laguna de Apoyo.

Estas fallas están activas y representan un grave peligro para la ciudad, lo pudimos observar cuando en el mes de Julio del 2000, se produjo una serie de eventos de micro sismos continuos de réplicas que duraron casi 72 horas, causando el escurrimiento de las cubiertas de techo (tejas de barro), fracturas en las intersecciones de paredes de adobe, taquezal y materiales de tecnología moderna, de forma vertical, fracturas diagonales en paredes por esfuerzos cortantes, caída de repellos de paredes, etc.

La mayor parte afectada fue la ciudad de Masaya (colindante por el oeste con la Laguna de Apoyo) y los alrededores del vaso de la Laguna , donde prácticamente se detecto el epicentro y por consecuencia se produjo el colapso de muchas viviendas de una planta de ese sector y afectando también a la ciudad de Granada y sus alrededores.

En el año de 1998 se desarrolló la segunda etapa de los trabajos en el marco de un proyecto de largo plazo, en esta etapa se incluyó una evaluación compleja de las estructuras geológicas de la zona volcánica de la Depresión de Nicaragua y la evaluación de los peligros geológicos y naturales en los alrededores de ciudades grandes como Managua, Masaya, Granada y Nandaime.

En el estudio de la zona Masaya – Granada – Nandaime y sus alrededores, los estudios de campo realizados incluyen estudios geológicos, litoestratigráficos (tefrocronológicos), geomorfológicos, vulcanológicos y pedológicos.

El resumen de los resultados de los trabajos que geólogos Checos del Instituto Geológico Checo de Praga, ejecutaron en colaboración con el Instituto NicaragÌense de Estudios Territoriales (INETER), Managua, en el marco de la asistencia internacional a Nicaragua, desean contribuir al desarrollo de la conciencia de que el conocimiento geológico puede establecer criterios geológicos de la amenaza geológica, y de esta manera ayudar a prevenir las consecuencias destructivas de los fenómenos naturales. (www.ineter.gob.ni/geofisica/sis/com/apoyo-20000706/apoyo-20000706.htlm)

Gran parte del área estudiada, está expuesta al peligro sísmico, la zonación del grado de la amenaza sísmica, está basada sobre el conocimiento del desarrollo dinámico tectono- volcánico del área. Actualmente se considera que el territorio más afectado por el peligro sísmico es:

a) El sistema de Calderas de los Volcanes de Masaya.
b) Las estructuras de Managua a lo largo de la Falla Cofradía
c) El lineamiento Granada – Nandaime
d) El resto del estratovolcán Mombacho
e) La falla del Río Tipitapa.
TOPOGRAFÍA

El inmueble está ubicado en lo que antiguamente fue una loma, este indicio puede notarse en el desnivel que existe en la calle que se dirige hacia el sur, en la Avenida o calle Vega, donde se pueden observar los pretiles de las aceras de la banda este y oeste.

El nivel interno del inmueble es mucho más alto que la rasante de la avenida o calle central en mas de 90 centímetros, ya que se puede notar el desnivel hacia el este, obligando a construir pretiles para poder acceder a lo interno del inmueble.
PROSPECTO EDIFICATORIO

Descripción del Edificio:

Edificio de corte Neoclásico, con decoraciones eclécticas, balcón con balaustradas de hierro fundido, remates de cornisa, fachada plana con arcos de medio punto, sin ventanas, techo de estructura de madera y cubierta de teja de barro cocido sobre puesto en caña de Castilla, con remates de canales de zinc y concreto cuidadosamente ocultos por balaustradas y cornisas, con cielo falso de madera finamente trabajado en su balcón, entrepiso y escaleras de madera.
Sistemas Constructivos:

Fundaciones de roca ígnea diorítica, densas, muy durables y resistentes a la meteorización, aglomeradas con morteros bastardos a base de cal hidratada y talpuja como material cementante, con un dimensionamiento de 1.00 metro de espesor por 1.00 metro de profundidad, corrido a todo lo largo de las paredes del edificio, su función es la de transmitir las cargas de las paredes al suelo de cimentación.

Paredes del primer y segundo nivel de bloques de adobe, teniendo las primeras un espesor de 90 centímetros y las segundas un espesor de 60 centímetros.
Los boquetes de puertas están conformados por marcos de mampostería de ladrillo de barro cocido que terminan en dinteles de arcos rebajados. Por encima de los dinteles están colocados vigas chatas de madera que tienen casi el ancho de las paredes de ambos niveles, las que permiten la continuidad de las paredes de adobe hacia la porte superior.

A nivel de entrepiso existe un sistema estructural de madera cedro real, de secciones transversales de 20cm x 20cm separadas a cada 70 cm de centro a centro, que actúa de rigidizador del primer nivel de las paredes y que a la vez permite el uso para colocar el piso de madera de tablillas tipo machimbre de 4 centímetros de espesor.
Las paredes del segundo nivel son terminadas por un sistema de vigas soleras de madera de 17.5cm x 17.5cm de sección transversal, colocadas perimetralmente como coronación, que a la vez se conectan a vigas aéreas de la misma sección transversal y de forma perpendicular que sirven de tensores, para evitar las deflexiones y el desplazamiento lateral que inducen las cargas del techo por medio de los largueros o encuartonado de madera de 7.5cm x 10cm de sección transversal, que están separados a 70 cm entre sus ejes. Estos largueros soportan la caña de Castilla y la teja de barro cocido de la cubierta del techo.

A pesar que las construcciones con adobe a nivel de componentes, presentan mayores problemas estructurales y de estabilidad a consecuencia de la fragilidad en las uniones de los bloques y la poca resistencia a los esfuerzos de flexión en el plano de los muros.
En cambio una edificación de Taquezal, puede ser mucho más estable siempre y cuando los encuentros entre muros sean solucionados adecuadamente (zonas más vulnerables a un sismo).

En el centro histórico de la ciudad, enmarcado dentro de doce núcleos, pueden observarse edificios de corte neoclásico y colonial y se puede afirmar con certeza que solamente existen tres inmuebles de dos niveles en que las paredes de la primera y segunda y planta están construidas de paredes de Adobes, estos son:

– Edificio donde se encuentra actualmente el Hotel de La Gran Francia
– Casa Lugo en estudio.
– Casa de dos plantas costado sur de la Iglesia La Merced.

El resto de los inmuebles de dos plantas del centro histórico corresponden a una combinación mixta de paredes de adobe en la primera planta y de taquezal en la segunda planta y edificios que sus dos plantas son de técnica de Taquezal.

La fachada principal del edificio de corte neoclásico, presenta en su primer nivel columnas cilíndricas de 46 centímetros de diámetro, en las cuales se prevé que el centro de las mismas sea de cajas de hierro fundido, esto se presume debido a que las balaustradas del entrepiso del balcón, están constituidas de hierro colado (Balaustres, soporte de pasamanos y floreros) y que están unidos al refuerzo vertical de las columnas cilíndricas, las que son forradas con ladrillo de barro cocido.
Estas columnas sirven de apoyo a los arcos de medio punto construidos de ladrillo de barro cocido, que soportan el entrepiso de madera del balcón y las cargas transmitidas por la cubierta de techos, balaustres y cornisas a través de columnas rectangulares de ladrillo de barro cocido y de los arcos de medio punto de la segunda planta.
ESTADO

El estado actual de los materiales que forman parte del edificio se detallan a continuación:

Fundaciones:

Puede observarse que no hay asentamientos de fundaciones en ninguna parte del edificio, por lo que se puede asegurar que el cimiento corrido de piedra, se encuentra en buen estado estructural, por lo que no amerita intervención alguna.

Paredes de Adobe:

– Primera Planta:

Paredes de adobe de 90 centímetros de espesor, en buen estado estructural muy a pesar que la ciudad ha sido sacudida por ondas sísmicas desde su fundación y las paredes de este nivel no presentan fallas en sus uniones.
El arco de la puerta esquinera, en la clave del mismo puede notarse una fractura, este marco de puerta esta construido de ladrillo de barro cocido junto con el arco de la puerta, el intradós se encuentra fallado por cortante que atraviesa hasta el estradós.
Se recomienda descubrirlo totalmente y aplicar una inyección de epóxico, para lograr una buena soldadura.
Se ha podido notar que estos marcos de ladrillo de barro no tienen una relación de espesor de su cuerpo, con respecto al grueso de las paredes de adobe, por lo que la unión entre ambos elementos, presentan una separación que ha permitido la caída de los repellos, dejando al descubierto la fragilidad de estos marcos o mochetas de ladrillo de barro cocido.

Todos los dinteles de las puertas son vigas chatas de madera que sirven para darle continuidad a las paredes de adobe, estas vigas se encuentran en buen estado estructural, no se han movido de su posición original.

– Segunda Planta:

Estas paredes están construidas de bloques de Adobe de 60 centímetros de espesor, las cuales se encuentran en buen estado estructural, a excepción de la pared oeste, la que presenta desprendimiento y socavamiento en la parte superior, producto de la infiltración de las aguas de lluvia, que se filtran a través de la fractura de un canal pluvial construido por encima de esta pared y que esta oculto por balaustradas de coronamiento superior, hecho de mezcla blanca.

Se recomienda eliminar tres hiladas de bloques de adobe y sustituirlos de la misma manera, esta operación podrá ser ejecutada siempre y cuando se construya un sistema estructural de apoyo, tanto en la parte interna como externa.

El resto de las paredes no presentan peligro alguno, ya que las fracturas que se observan en algunos sectores, corresponden al repello de las mismas.
La afectación que tienen las paredes superiores, prácticamente son por la infiltración de las aguas de lluvias, goteras por fracturas de teja de barro.
-Soleras sobre paredes superiores:

Existen tramos de soleras de madera de 7″x7″ que están colocadas sobre la terminación de las paredes de adobe como coronamiento, las cuales han perdido su resistencia por ser atacadas por colonias de hongos producidos por la humedad, Estos sectores se indican en los planos adjuntos a este documento.

Las soleras del balcón de la parte sur o sea por la parte interna del inmueble, las que tienen el objetivo de servir como apoyo del entramado de vigas de madera que forman el entrepiso, y las otras soleras que están de forma aérea descansando sobre las zapatas y columnas labradas de maderas, se encuentran en mal estado estructural.
Estas soleras se encargan de soportar los largueros que conforman la estructura de madera de la cubierta de techos.

Todos estos elementos hay que intervenirlos, restituir las partes dañadas por piezas de la misma sección transversal y de igual o mayor resistencia, lo mismo se tendrá que aplicar a las columnas de madera del balcón sur.
– Entrepiso de madera:

Formado por un encuartonado de madera de dimensiones de 8″x8″ separados a 70 centímetros de centro a centro y de 5″x6″separados a 70 centímetros de centro a centro en el corredor de la fachada norte, este sistema actúa como un diafragma rigidizador de las paredes de adobe de la primera planta, ya que este elemento estructural está ubicado sobre la coronación de las paredes de la primera planta y que funciona con el forro de tablillas de 1 ?”x 4″ como piso de madera de la segunda planta.
Este entrepiso sirve para darle continuidad a las paredes de adobe de la segunda planta, las cuales como ya se dijo anteriormente, se resisten a los ladeos por las vigas o soleras de coronación en combinación con los tirantes de madera.
Este sistema constructivo presenta buenas características estructurales, a excepción de los voladizos que sobresalen del entrepiso en el sector sur del corredor de la segunda planta, los cuales sus puntas están muy deterioradas por termitas y colonias de hongos, por lo tanto hay que eliminarlas por piezas de mayor o igual resistencia.
-Columnas de madera

Todas las columnas de madera existentes de la primera y segunda planta y localizadas en el balcón sur, están debilitadas al pie de las mismas, producto del intemperismo, que ha producido colonias de hongos y termitas que se han encargado de restarles capacidad de carga, debilitándolas , lo que produce una inseguridad a las cargas que soporta, por lo tanto se aconseja un reemplazo total de estas piezas de madera por unas nuevas de igual o mayor resistencia.

– Escalera de madera

Esta estructura se encuentra en buen estado estructural, presenta condiciones de flojera, es decir, que como nunca se le ha dado mantenimiento, todas sus huellas y contrahuellas necesitan un desarme y luego una nueva reinstalación fijada con golosos galvanizados para madera de características nuevos y el cambio de ciertas piezas de madera que han sido contagiadas por hongos.
– Estructura de techos

Toda la estructura del techo, está constituida por cuartones de madera cedro real de 5″ x4″, la cual en un 95% se encuentra en buen estado estructural, no así, la caña de Castilla, la cual se encuentra completamente deshidrata, con la pérdida de la resistencia de sus fibras resistentes a la flexión.
La cubierta comprende teja de barro cocido, la cual es recuperable a la hora del desmontaje de esa cubierta, sabiéndola desentejar y evitando que se fracturen en las operaciones de bajada y subida de la misma.

– Puertas

Puertas de dos hojas rectangulares de madera sólida estilo coloniales, con herrajes de hierro forjado y vitrales, que se encuentran en buen estado, con la observación de que existen muchos vitrales quebrados y con pintura de esmalte.
Los marcos de puertas, también de madera cedro real, se encuentran en buenas condiciones. El arreglo de estas puertas será descolgarlas, lijarlas y restablecer su color natural con productos químicos de última tecnología.
– Piso de la primera planta

Puede observarse que el piso original del inmueble, ha sufrido alteraciones, desapareciendo parte del piso original, del cual aún se conserva parte en el sector del salón principal.

Este piso es de ladrillo artificial de arena y cemento con elementos de color gris y negro de forma octogonal. Los restantes ambientes bien se podría cambiar los pisos más modernos y sustituirlos con una gama nueva de la mismas características del piso original.

– Columnas y arcos de fachada principal

Todo este sistema estructural presenta buenas condiciones estructurales de todos sus elementos, con lo que está construida la fachada principal.
Algunos arcos de ladrillo cuarterón de medio punto, se encuentran fracturados en los arcos del lado norte y el oeste lo que corresponde a la clave de los arcos, fracturas que cruzan del intradós hasta el extradós, sin embargo esto no presenta una falla peligrosa, ya que estas estructuras trabajan a compresión, por lo tanto estos tipos de fracturas pueden ser reparadas con inyecciones epóxicas, para restablecer nuevamente su condición estructural.

Los arcos de la segunda planta que también son de ladrillo cuarterón de medio punto, presentan las mismas características de los arcos de la planta baja.

Se puede afirmar que los giros del inmueble producto de las solicitaciones dinámicas a que se ha expuesto por muchos períodos de tiempo, han sido los causantes de este tipo de falla, en la que se incluye el paso de vehículos automotores de carga, que circulan constantemente a la orilla de este edificio, producen vibraciones que también afectan la masa del edificio.

– Molduras

La fachada principal decorada con molduras en los vanos con decoraciones eclécticas. Balaustradas y remates de cornisas, presentan un estado de conservación que se podría catalogar en buen estado, claro está que existen desprendimiento de aristas que pueden ser reconstruidas de igual forma, manteniendo las molduras originales, y se pueden hacer con cementos modernos.

PROSPECTO DE HABITABILIDAD:

Usos:

Actualmente el edificio estaba funcionando como bodega, ya que estuvo intervenida desde la década de los años 80 y fue regresado en el segundo quinquenio de la década de los años 90, en mal estado de mantenimiento, era presa fácil de los agentes externos producidos por el clima, lo que ha motivado a sus dueños, a realizar inversiones para no echar a perder el edificio y darle una revalorización.

Existe una constancia emitida por la Oficina de Preservación y Conservación del Centro Histórico de Granada, que por la presente hace constar que el inmueble CASA BENJAMÍN LUGO, número catastral 3051-4-05-078-13803, está considerado como “Inmueble de Alto Valor Patrimonial”, para la ciudad de Granada.

Dicha edificación, ubicada en el costado sur de la antigua Plaza Mayor de la ciudad colonial de Granada, está incluida dentro del listado del actual Catalógo de su Centro Histórico, Granada, Bienes Inmuebles Patrimoniales Edición N° 1 a 1996, de la Dirección de Patrimonio Cultural, del Instituto NicaragÌense de Cultura, Managua, Nicaragua, página 118.

FUTURO:

Con la rehabilitación del inmueble se pretende que funcione como una residencia familiar, que presente las garantías estructurales y de seguridad y pueda pasar a ser un inmueble revalorizado que sirva de estímulo a muchos propietarios locales de edificios que ameritan intervención, como también a la inversión extranjera, que en los últimos años se ha dedicado a invertir en la compra de edificios antiguos en malas condiciones estructurales y a seguir el ejemplo de revalorizar estos inmuebles, ya sea para residencias, hoteles, restaurantes, cyber café, discotecas, etc.

EDIFICIO ELEMENTOS DE ESTRUCTURA:

a) Condiciones de estabilidad:
Las características generales de las condiciones de estabilidad del edificio, puede afirmarse que presentan condiciones de verticalidad aceptable, desde el punto de vista estructural del edificio, ya que su comportamiento estático, no presenta desplomes de paredes externas ni internas

El edificio no presenta deformaciones ni flechas en vigas aéreas de madera, lo que demuestra que tanto los asientos de fundaciones, como los asientos de viga – soleras, mantienen su posición original.

El entrepiso no presenta combas ni alabeos que permitan variaciones dimensionales.

b) Enlaces:

Condiciones de apoyos: Todos los apoyos principales de las partes del edificio se encuentran en su lugar, muy a pesar que las condiciones de apoyo de las soleras tirantes, se notan como si las paredes del edificio se hubieran abierto, esta situación no es valedera, ya que las uniones perpendiculares de las paredes, no presentan la falla de grieta vertical en las escuadras de las paredes, mas aún se puede notar que los apoyos de los cuartones en sus extremos se mantienen en su posición original, esta abertura de los apoyos de estos tirantes, se prevé que existen desde su colocación original de estas soleras, las cuales al momento de efectuar los saques de la madera, para acoplar las uniones, quedaron con esa abertura de holgura a futuros movimientos de traslación de la masa del edificio.

c) Organización de nudos y articulaciones:

Todo el sistema de nudos que sirven para la unión de viga solera aérea que descansan en zapatas articuladas con espiches terminales de las columnas de madera, se encuentran en mal estado estructural, presentando una zona de falla para esfuerzos cortantes horizontales, lo cual debe reponerse o sustituirse con elementos nuevos de madera, que permitan un nuevo sistema estructural, utilizando los mismos materiales, geometría y secciones transversales.

Estas zonas de falla no han permitido desplazamientos en el plano horizontal, ni la desarticulación de los miembros, ya que los mismos se encuentran trabados por la estructura de madera del techo, la cual impide su movimiento traslacional.
ASPECTOS EXTERNOS:

a) Color:

Actualmente el edificio tiene como recubrimiento, pintura vinílica de agua en sus paredes, de color rojo ocre con molduras y balaustres pintados en blancos, todas sus puertas han sido de tratamiento con pinturas de aceites que le han desaparecido el color natural de la madera.
Las capas de pintura que presentan las paredes de adobes llegan hasta tener 7 colores diferentes, lo que significaba que nunca se raspó la precedente y sobre ella se volvía a montar otro color, hasta llegar al último de color ocre rojo.

b) Alteraciones superficiales:

El edificio presenta alteraciones en el sector este de la parte superior del balcón norte, producto que el vecino de ese sector, construyó su pared, dando un cerramiento total a este sector, por consecuencia se tuvo que construir un cerramiento falso de madera machimbrada, para decorar el fondo de su balcón, tapando de esa forma los balaustres y arco de medio punto de ese sector.
En la planta baja se podía comunicar del salón principal al siguiente salón, situado al este, pero de acuerdo a las necesidades del uso que el edificio demandaba en ese instante sufrió una alteración arquitectónica, con la construcción de dos baños (uno en cada ambiente) que impidieron esa comunicación directa entre estos dos ambientes . Lo mismo ocurrió integrándole otro baño hacia el sur de la sala principal (puede observarse en la planta arquitectónica existente) antes de la intervención.

c) Estado de los materiales de protección:

El estado actual de los materiales de protección de la fachada principal, específicamente los repellos y aplanados, junto con las pinturas de las paredes, se encuentran en buen estado, no así los balaustres y pasamanos de la segunda planta, que son de hierro fundido, que ameritan protección con Primer anticorrosivo, para evitar el aceleramiento del proceso de oxidación.

d) Manchas Húmedas y pérdida de material:

No se presentan manchas húmedas en la fachada principal en lo que respecta a paredes, pero si puede notarse patina en las cornisas de la fachada, producto de la humedad, fenómeno por el cual, los elementos se auto protegen con la patina de forma natural y que como resultado de esta metamorfosis del elemento, hace verlo vetusto.
ALTERACIONES TRAUMATICAS:
a) Movimiento, comportamiento mecánico:

El edificio no presenta alteraciones de movimiento por efectos de desplazamientos de mayor cuantía, que afecte el aspecto estructural del conjunto.

En el marco de mampostería de la puerta P/16 de la segunda planta, puede observarse por la parte interna por encima del dintel de la puerta, el movimiento que ha sufrido ese dintel en el plano vertical y hacia abajo, movimiento producido por la falla de la resistencia de la viga chata de madera, que soporta los bloques superiores de adobes y cornisa con balaustres de la parte superior.

Esta falla de resistencia del elemento estructural fue producido por la infiltración de las aguas de lluvia del canal pluvial superior, que se encuentra fracturado y se nota a la vista que ha sido reparado en algún momento con materiales nobles que no dieron buenos resultados y han vuelto a fallar y por lo tanto la fractura continuó permitiendo el pase de la humedad de las aguas de lluvia.

La humedad sobre la pared llegó a crear una colonia de hongos que afectaron el apoyo sur del dintel de madera, debilitándolo estructuralmente, a tal punto que la horizontalidad de ese dintel se vio deflexionado hacia el lado sur.

Puede notarse en el marco de la puerta que la parte vertical sur, no continúa la mampostería de ladrillo cuarterón hasta la altura del punto de partida del seno del arco, esta discontinuidad tiene la misma resistencia actuando como mocheta vertical de dintel.

Se recomienda construir esta mocheta de ladrillo cuarterón para reforzar este sector y cambiar la viga – dintel de madera por una nueva, para luego colocar bloques nuevos de adobe por su parte superior y restaurar este sector de pared.

A pesar de esta falla, el compartimiento mecánico de las piezas superiores (bloques y cornisas) ha sufrido fracturas, que se notan desde la parte superior hasta el dintel de la puerta en el enchape de la parte este y oeste del lugar en mención.

Esta fractura puede intervenirse utilizando una lechada de cemento epóxico calafateando las reventaduras y vertiendo dicha lechada de arriba hacia abajo, para que su penetración sea por gravedad, debiéndose controlar la penetración de la inyección por medio de un registro, que se coloque en el pie de las reventaduras , para poder observar si la lechada llega hasta ese punto.

b) Compartimiento Térmico:

Se sabe que el adobe posee un excelente compartimiento térmico y acústico, el cual creo que aún no se ha podido descontrolar, ya que se puede observar en sus paredes de abajo y de arriba lo sano de la estructura de las mismas.
Este edificio nunca en su historia se tiene registrado que se la hayan integrado unidades de aires acondicionados, los cuales provocan debilitamiento a los elementos que constituyen el cuerpo de un bloque de adobe, ya que la humedad relativa que se mantiene en los ambientes por el aire frío y su posterior condensación, producen una introducción de esta condensación en el cuerpo de los bloques de adobe, creando un debilitamiento en las fibras vegetales de los bloques y por lo tanto, la pérdida de resistencia de estos elementos (recordemos que el enemigo número uno del adobe es el agua).

El comportamiento térmico a que ha estado sometido este edificio, ha sido a la imposición de la temperatura ambiente, la cual hace que la transpiración de sus paredes funciones adecuadamente y no permiten influir en la resistencia estructural de los componentes de la mampostería de los adobes.
COMPORTAMIENTO HIGROTERMICO:

La humedad en su interior, producto de la temperatura ambiente, es evacuada por los vientos alisios, ya que el edificio tiene una posición geográfica de características especiales, por no tener en su frente edificios rompevientos que no permitan la circulación del aire, por lo tanto el clima de la ciudad no afecta el comportamiento higrotérmico del inmueble.
CARPINTERÍA:

Marcos y puertas de madera cedro real, tableros rectangulares de madera sólida, con ventanas de hierro forjado y hojas de madera y/o vitrales. Todas las puertas de la planta baja, tienen tableros sólidos y se encuentran en buen estado casi en un 90%.
Las puertas de la segunda planta poseen vitrales en un 90% y en algunos casos estos vitrales están sustituidos por madera tipo pluywood, los cuales deberán ser removidos y sustituidos por vitrales iguales a los existentes.

Todos los marcos y puertas deberán descolgarse (previo registro de las mismas), ser removidas las capas de pintura de aceite con removedor y cuña, lijadas, fumigada la madera con pentaclorofenol diluido en Tinner al 5%, una vez seca, deberá dárseles dos manos de aceite de linaza cocida o barniz transparente, para recuperar su color original.

Se deberá aprovechar estas actividades para efectuar todas las reparaciones, que permitan las piezas de la madera de las puertas, utilizando el mismo tipo y calidad de género de la madera.

En cuanto a los herrajes, éstos podrán ser sustituidos por bisagras y golosos de fabricación moderna o en su defecto si las bisagras originales admiten ser limpiadas del oxido, se podrán reinstalar, en todo caso, siempre deberán sustituirse los golosos, procurando espichar con madera los antiguos orificios donde se ubican los golosos para la fijación de estos herrajes.
ELEMENTOS DE ORNATO:

El pasamano del barandal de la segunda planta, en su fachada principal, presenta siete copones para floreros, elementos de hierro fundido, en las fotos puede notarse la desaparición de uno de ellos, el cual deberá ser reconstruido e instalado para recuperar la simetría y ornato del edificio.

Características generales de su estado:

Las características generales de su estado, presenta en muchas aristas un proceso de oxidación, lo cual aún no afecta la estructura de los mismos.
Se recomienda usar lija de agua para eliminar la oxidación y luego aplicar anticorrosivo para su posterior ejecución.

Todas las molduras a nivel de cornisa se encuentran en buen estado, debiéndose reparar las aristas, que se encuentren en afectadas o quebradas, utilizando el mismo material con que se encuentran repelladas aplanadas.
FONTANERIA:

La acometida del agua potable, está localizada en el costado norte, por medio de tubería de hierro galvanizado acoterrada, la cual se encuentra corroída por los agentes químicos del terreno.

En la propuesta de intervención del inmueble, se recomienda cambiar el sistema de tubería a P.V.C. para obtener mayor durabilidad.

A pesar que la tubería existente se encuentra bien corroída, no se pudo notar fugas en la misma, ya que se pudo observar en el medidor de agua potable, que éste mantiene el marcador en cero, cuando todas las llaves internas se encuentran cerradas.

Aparatos sanitarios:

Estos se encuentran en mal estado de funcionalidad y se recomienda eliminar los mismos, junto con las paredes de sus ambientes, los cuales alteraron la arquitectura original del edificio, por lo tanto habrá que eliminarlos.

Se proponen nuevos aparatos sanitarios en un sector que servirá como área de servicio y la colocación en una de las recamaras superiores para ser utilizado como único en la parte principal del edificio, adaptándose a las necesidades actuales.

ELECTRICIDAD:

El nivel de servicio actual es obsoleto, de mucha inseguridad, acoplado a castañuelas de china (Caolín, tipo de arcilla cocida en hornos con alta temperatura), clavadas en la madera y conductores de alambre de cobre forrado en plástico, de tal forma que el sistema se constituye de tomas corrientes y apagadores superficiales, los cuales forman circuitos entre luminarias y toma corriente juntos a la vez.

La entrada es controlada por una cuchilla superficial, cuyo interruptor principal esta compuesto de dos cables de estaño del calibre de alambre número 12.

Se propone un nuevo sistema de distribución eléctrica, en conduit P.V.C., aéreo y empotrado en las paredes de adobe, con un buen estado de balanceo de cargas, distribuidas por un panel eléctrico empotrado a la pared, con su polo a tierra y una entrada o acometida de 220V monofásica.

Se deberán usar luminarias incandescentes en sectores donde su exposición sea de estilo colonial, no se deberán usar luminarias adosadas a las paredes.
GRADO DE DETERIORO DEL EDIFICIO:

Después de haberse descrito de una forma general, las partes de todos los elementos que forman el edificio, puede afirmarse que el grado de deterioro del edificio, no presenta peligro inminente de un colapso, pero sí debe intervenirse, para evitar que a corto o mediano plazo, pueda seguir destruyéndose, ya que el mantenimiento del mismo tiene más de dos década de haber sido intervenido y remodelado, anexándole elementos de tecnología moderna.

La intervención, que se propone como primera etapa, consiste en restaurar la cubierta de techo, estructura de madera, soleras, vigas tirantes, columnas y zapatas aéreas de madera y reparaciones de paredes en sectores donde han sido afectadas por goteras de agua de lluvia.

A las paredes, se les quitarán los repellos con piquetas, para luego revestirlas con aplanados de tierra o arcilla con arena y un acabado con fino a base de cal hidratada.

Se deberá reforzar marcos de puertas, puertas y toda la madera expuesta se deberá remover las pinturas, luego lijar, aplicar fumigación para las termitas o comején, aplicar sellador y barniz, para recuperar el color natural de la madera.

El tipo de intervención se puede catalogar de grado medio, comparado con lo que se tendría que efectuar a otros edificios del casco histórico de la ciudad de Granada.

TIEMPO ESTIMADO DE LOS TRABAJOS:

El tiempo estimado para llevar a cabo los trabajos de intervención, se estima en 6 meses y se deberá trabajar preferiblemente en la época de verano.
PORQUE RAZONES, CUANDO UN EDIFICIO ANTIGUO SE INTERVIENE, PUEDE COLAPSAR
El Inmueble conocido como Casa Lugo, localizado frente al costado sur del parque Colón de la ciudad de Granada, comenzó su última intervención a mediados días del mes de Febrero del año 2000, edificio de dos plantas que fue construido en la década de los años cincuenta del siglo XIX, cuya edad oscila por mas de 142 años, compuesto de paredes de adobe en la primera y segunda planta, entrepiso de madera y techo de teja de barro cocido, diferenciable fácilmente del proceso edificatorio común y corriente, y que durante el pasar del tiempo, sufrió intervenciones en su primera planta, las cuales se muestran en los planos presentados a la oficina de Control Urbano de esta ciudad y que fueron terminados de elaborarse a principios de ese mismo mes de febrero de ese mismo año y que después de observar y analizar las posibles consecuencias de la falla estructural de uno de los ejes internos del inmueble, se puede llegar a las conclusiones siguientes:

Anteriores Intervenciones:

En la planta baja del edificio se anexaron dos baños e incrustaciones de ladrillo cuarterón dentro de las paredes de adobe, como enchapes que permitieron efectuar cortes en el espesor de las paredes y sobre todo en el sector de la pared de falla: estos espesores de enchapes fueron de 16 centímetros por cara, los que sumados dan un total de 32 centímetros que disminuyeron el espesor original de la pared.

El ancho original de las paredes de adobe de la primera planta corresponden a un espesor de 90 centímetros, con los enchapes de ladrillo cuarterón realizados en el sector de falla, localizado en la pared sur y con orientación este – oeste, el grosor del adobe llegó a disminuirse de 90 centímetros a 68 centímetros hasta una altura de 120 centímetros del nivel de piso terminado de la primera planta, es decir que su sección transversal se disminuyó en un 36%.

Hay que hacer referencia, que en el sector de las fallas existió un Servicio que contemplaba: Inodoro, lavamano y baño, para eso se tuvieron que anexar paredes de mampostería y todo el sistema hidrosanitario, ambiente que fue utilizado por muchas décadas y que durante su funcionamiento, la humedad que se transmitía por el uso de los aparatos sanitarios, comenzó a humedecer los adobes y por ósmosis, logró bajar por las paredes y penetrar dentro de la cimentación y por no haber mucha transpiración de la humedad dentro del cuerpo de los bloques de adobes, estos vinieron perdiendo todas las características de resistencia a la compresión.

La pared de cerramiento, que divide los dos ambientes y que está perpendicular a la fallada y que también es de adobe con un espesor de 60 centímetros, no presentaba un entrelazado o endentado con la intersección de la pared de falla, lo que demostraba que ésta pared se encontraba prácticamente arrimada a la fallada: esto significó que la resistencia al Aplastamiento fuera menos resistente.
Comúnmente cuando ocurre ubicar un servicio en el cual existirá humedad, lo más recomendable es aplicar buenos tratamientos de impermeabilización en los sentidos verticales y horizontales, para evitar problemas en el futuro, y si es posible mejor no ubicar ningún sistema que produzca humedad a la orilla de una mampostería de adobe.

Este edificio en la década de los años 80, estuvo intervenido por las oficinas de la Delegación departamental del Ministerio de Educación de la IV Región, Granada, Carazo, Masaya y Rivas, lo que inclusive dejó que se colapsaran las paredes de adobe del sector norte, donde actualmente existe una terminal de parada de Buses interurbanos Granada – Managua, sector de terreno que pertenecía al inmueble como un todo.

Esto demuestra que nunca existió por parte de este Ministerio el interés de poder aplicar intervenciones o mantenimiento menores, que verdaderamente consideraran al edificio, como de primer orden y así evitar que se viniera destruyendo poco a poco, a pesar que ya se había aprobado el Plan Regulador de la ciudad de Granada publicado en la Gaceta Diario Oficial de La República y que el Ministerio de Cultura, en conjunto con la Alcaldía Municipal, estaban en el derecho de velar y cuidar todo el patrimonio de la ciudad.

En los planos arquitectónicos de las hojas 1/6 y 2/6 presentados a las autoridades competentes de la ciudad, pueden observarse todos los últimos anexos practicados al edificio, por lo que se aprecia como se cambiaba su arquitectura.

??ltima Intervención:

A mediados de Febrero del año 2000, se comenzó la última intervención del edificio, ya desmembrado en tres áreas, siendo la más importante la ubicada en el sector de dos plantas localizadas frente al costado sur del parque Colón. Edificio que se encontraba en total abandono y sin mantenimiento una vez regresado a sus verdaderos dueños.

Partiendo del conocimiento verdadero del valor histórico que representa este Edificio para la ciudad y sobre todo para el país, sus propietarios descendientes de la familia Lugo – Arana, se proponen rehabilitar el inmueble, para conservarlo lo más original de la época en que fue reconstruido a finales del siglo XIX, para lo cual debía mantenerse su estructura y arquitectura original, con los materiales con que fue concebido inicialmente.
El Modelo de intervención consistía en lo siguiente:

1 – Eliminar todos los agregados de elementos modernos a su arquitectura primitiva.

2 – Desentejar.

3 – Desencañar.

4 – Cambiar elementos estructurales de madera en mal estado.

5 – Reponer elementos estructurales de madera ya desaparecidos.

6 – Encañar nuevamente para reponer las fibras vegetales de la misma que
sirven para cargar la teja de barro, cañas de un diámetro promedio de 3.5
centímetros y que trabajan a flexión.

7 – Impermeabilizar la estructura de soporte del entejado.

8 – Reentejar la cubierta con el mismo sistema, practicando amarres
horizontales y verticales con mezcla blanca de cal hidrata y talpuja, para
evitar deslizamientos de las tejas por su grado de inclinación.

9 – Fumigar la madera para eliminar vectores que sigan destruyendo la
madera.

10- Lijar la madera de la estructura de la cubierta de techos.

11- Sellar la madera con productos químicos de última tecnología.

12- Darle acabado final con barnices incoloros a base de Poliuretano, para
dejar su acabado como el color natural de la madera.

13- Piquetear el repello existente de sus paredes y arcadas en toda su
totalidad.

14- Cambiar todo el sistema eléctrico por uno de mayor aceptación, en
tubería conduit pvc con su centro de carga modernizado.

15- Reparar molduras y repellos nuevos de paredes y arcadas con los mismos
materiales.

16- Reparar drenajes hidráulicos de canales superiores de cubierta del techo.

17- Restaurar puertas y herrajes de las mismas.

18- Cambiar pisos de ladrillo artificial internos y externos.

19- Restablecer al color original cuartones de entrepiso y tablilla de piso de la
segunda planta, al estado natural de la madera con todos los tratamientos,
que amerita la madera.

20- Anexar un área de servicio nuevo en la primera planta.

21- Restaurar balcón sur y escalera de madera.

22- Cambiar todo el sistema hidrosanitario por uno de tecnología moderna.

23- Restauración de cielo raso del balcón norte.

24- Pintura general de todo el inmueble.
Todo el proceso sería llevado a cabo en tres etapas, las cuales consistirían en las siguientes:
Primera etapa:

Desmantelamiento y desnudez de toda la estructura

Segunda etapa:

Rehabilitar el inmueble y dejarlo lo más parecido a la época en que fue concebido.

Tercera etapa:

Anexo nuevo de un área de servicio( Cocina – Servicios Sanitarios – Dormitorio para personal de Servicio)
CAUSAS DE LA FALLA:

Dentro del procedimiento de la primera etapa, una vez que se desentejó y se quitó la caña de toda la cubierta del techo, se liberó una carga muerta considerable de aproximadamente 40 Kg/m2, que actuaba ejerciendo compresión sobre todas las paredes de adobe de la segunda y primera planta, este efecto produjo una descompresión a todas las partículas de los elementos principales, que forman el cuerpo de las paredes (bloques de adobes), ésta liberación de carga se llevó a cabo en los últimos días del mes de febrero del 2000( en un período de 10 días ).

Para finales del mes de abril del mismo año, la cubierta nueva del techo que implicaba reponer la caña nueva con mayor densidad y por lo tanto con mayor peso, y colocar nuevamente la teja de barro, se produjo un mayor incremento en la carga muerta aproximadamente a 50Kg/m2, sin tomar en cuenta el peso de los obreros,que laboraban sobre la cubierta ejecutando los trabajos.
Esta nueva carga muerta, vino a compresionar nuevamente las partículas de los elementos principales que conforman el cuerpo de las paredes de adobe, en este cambio de: Compresión Inicial – Descompresión posterior – Compresión al final, existió una liberación de energía a través de los vacíos de las partículas finas de los bloques y juntas en el adobe, este efecto produjo asientos diferenciales, que no fueron detectados a simple vista en el cuerpo de las paredes.

Con la primera lluvia de casi toda la noche del 13 de mayo(8 horas continuas) de ese mismo año, la cubierta del techo, en este caso la teja de barro, se saturó de humedad lográndose incrementar la carga muerta en más de un 30%, es decir la nueva carga muerta llegó a tener un valor entre 65 a 70 Kg/m2.

Si analizamos bien la situación, nos damos cuenta que a finales del mes de abril, es decir a 40 días después de haber liberado la carga del techo, ésta carga estaba actuando nuevamente, con una mayor intensidad, ya que se había incrementado con el peso de la nueva caña, y los muros de Adobe estaban sometidos nuevamente a compresión, sin presentar ningún efecto que se pudiera determinar instantáneamente.

Fue con la sobre carga de la humedad en la teja de barro la que ocasionó en la pared sur (eje 2) de la primera planta ( la cual había disminuido su sección transversal en un 36%) la falla por APLASTAMIENTO a 1.20 metros por encima del nivel de piso terminado, desalojando el enchape de ladrillo cuarterón de forma explosiva, y por lo tanto inmediatamente se produce el colapso del edificio.

En las fotografías pueden observarse los enchapes de ladrillo cuarterón, los cuales al producirse la explosión quedan expuestos en primer plano y de forma lateral.

En el sector de la falla, el cuerpo de los bloques de adobe prácticamente habían perdido su resistencia, tomando en consideración los siguientes aspectos técnicos:

1 – Pared debilitada por enchapes de ladrillo cuarterón en ambas caras hasta
una altura de 1.20 metros del nivel de piso terminado, disminuyendo su
sección transversal en un 36%.

2 – En este sector de falla, funcionó por mucho tiempo un baño, el cual por
los efectos de ósmosis, el cuerpo inferior de las paredes estuvo afectada
durante mucho tiempo por la humedad, la cual no pudo ser transpirada
libremente, ya que los enchapes de ladrillo cuarterón se lo impedían.

3 – Al no existir una transpiración de esta humedad, los bloques de adobe
perdieron su resistencia, es decir, que los bloques de adobe se convirtieron
en tierra suelta, ya que habían desaparecidos las fibras vegetales, que le
servían para contrarrestar los esfuerzos de tensión a los bloques de adobe,
se había producido un fenómeno parecido a la licuefacción de los suelos, los
bloques de adobes se habían licuado, por lo tanto habían perdido su
resistencia.
4 – Al incrementarse las cargas de compresión sobre el muro fallado, ya no
existía la suficiente resistencia a los esfuerzos de compresión, por lo tanto
y en consecuencia se presenta la falla por APLASTAMIENTO del muro en
un plano horizontal y a una altura entre 0.00 a 1.20 metros del nivel de piso
terminado, produciendo un colapso del edificio de una forma instantánea.

CONCLUSIONES:

Es de mucha importancia tomar en consideración que el problema de licuefacción estaba presente y que en la revisión e inspección de todos sus componentes para elaborar el diagnóstico no se pudo detectar.

Tarde o temprano tendría que haber sucedido el colapso del edificio, el cual sucumbió en horas de la madrugada y no en horas laborales, ya que se hubieran producido accidentes de fatales consecuencias.

Una vez que el edificio colapsó y después de la limpieza de escombros pudo detectarse en las dos primeras hiladas de los bloques de adobe, que éstos se encontraban prácticamente pulverizados, todas las fibras vegetales de reforzamiento de estos bloques de adobe habían desaparecido.

Hay que tomar muy en serio que el enemigo número uno de las paredes de adobe, es la humedad y que los ejes en los cuales se define el sistema estructural de este inmueble, la cimentación de piedra bolón no sobrepasaba el nivel de piso, lo cual implica, que talvez un día o en varias ocasiones pudo existir inundación del inmueble por agua de lluvia y que su nivel haya subido unos 20 o 30 centímetros y que la pared a esa altura se haya saturado de agua, es posible, ya que se puede observar que su patio interno tiene poca área y que los drenajes pluviales (atarjeas) no dieran abasto para el escurrimiento.

A la continuación del colapso se procedió inmediatamente al apuntalamiento de las partes de mayor peligro y así evitar la caída completa de toda la estructura del techo; una vez realizado este aseguramiento, se construyeron torres de madera para embancar y asegurar toda la estructura de techos y entrepiso, y por medio de juegos de tres palancas paralelas de madera, se vino levantando el edificio poco a poco y por sectores hasta llevarlo a su nivel original.

Una vez llevada la cubierta de techos a su posición original, se procedió a evacuar los escombros y dejar limpio el lugar, el problema se planteaba en la reposición de los bloques de Adobe de 90 centímetros de ancho por 90 centímetros de largo y 30 centímetros de espesor, los cuales se tendrían que alistar, ya que en el mercado este tipo de material no se encuentra a disposición, hay que prepararlos con anticipación cuando se requiere hacer uso de ellos para una construcción con este tipo de paredes, pero como no era este el caso, entonces las condiciones para su preparación requería de por lo menos entre 30 a 40 días y en vista que estábamos entrando en la época de invierno (mayo a noviembre) proceder a la elaboración de los mismos, implicaba que el secado de estos elementos se efectúa a patio abierto, secados al sol, entonces se corría el riesgo de echar a perder el trabajo o parte de el por las precipitaciones pluviales, y en consecuencia alargar la reconstrucción de sus muros.

Entonces se tomó la decisión de realizar las paredes con ladrillo cuarterón a tesón y soga manteniendo el mismo espesor de paredes de 0.90 metro, lo cual implicaba dejar un vacío al centro de las paredes, así mismo se introdujo refuerzo de acero de 40,000 psi o 2,800 kg/cm2.

Los dinteles de puertas en vez de ser de madera, se realizaron con losas de concreto reforzado inclinadas, aparentando ser de madera.
www.imcyc.com/cyt/octubre02/aliado.htm

Los muros se levantaron, se restableció de nuevo el edificio, se terminó la primera etapa, el edificio luce rehabilitado, como que no ocurrió absolutamente nada de todo lo que se ha planteado en este escrito.

Una de las ventajas de usar estas combinaciones de elementos de ladrillos de barro cocido en conjunto con el adobe, es que existe compatibilidad entre estos elementos, no existe el rechazo o divorcio, siempre y cuando la unión entre los mismos sea de forma endentada y usando mezcla blanca a base de cal hidratada.
La lección aprendida en la intervención de este tipo de edificio, es que hay que tomar en cuenta hasta el más mínimo detalle en el momento de efectuar el diagnóstico de cada uno de sus elementos y no confiarse de paredes enchapadas de ladrillo cuarterón una vez localizadas, y que actúen como muros de carga de la cubierta de techos, ya que representan un peligro de índole estructural, sobre todo en una ciudad propensa a los movimientos sísmicos.
Elaborado por: Luis Fco. Roblero Gómez
Ingeniero Civil

E-mail: lifranrg@yahoo.com

Granada 03 de Diciembre del 2006.

Bibliografía Consultada:

– AYON, Tomás: Historia de Nicaragua desde los tiempos remotos hasta el año de 1852. Managua. Colección Cultural del Banco de América, 1975.
– MOREL DE SANTA CRUZ, Pedro Joaquín: Visita apostólica, topográfica, historia y estadística de todos los predios de Nicaragua y Costa Rica. Revista Conservadora del Pensamiento Centroamericano, número 82
– SQUIER, Ephraim George: Nicaragua, sus gentes y paisajes. Editorial Nueva Nicaragua, Managua 1989.
– GRANADA, historia y desarrollo urbano: Oficina de Preservación y Conservación del Centro Histórico de Granada, Nicaragua, Septiembre de 1999.
– Resumen Ejecutivo. ESTUDIO GEOL??GICO Y RECONOCIMIENTO DE LA AMENAZA GEOL??GICA AREA DE MASAYA Y GRANADA. Instituto nicaragÌense de estudios territoriales (INETER) y servicio geológico de la República CHECA, 1998.
– Modelo Referencial, para el desarrollo urbano de la ciudad de Granada. ESPRINSA – JOHNSON, CONSULTORES ASOCIADOS. Nov. 1977
– INTERNATIONAL SYMPOSIUM AND TRAINING WORKSHOP ON THE CONSERCATION OF ADOBE. Simposio Internacional y Curso Taller sobre Conservación del Adobe.
Lima, Cusco, Trujillo 10-24/09/1983.
– DISE??O DE ESTRUCTURAS SISMORRESISTENTES. Minoru Wakabayashi, Enrique Martinez Romero. Mc GRAW – HILL
– Plan Regulador para el área de la ciudad de Granada. LA GACETA, diario oficial N° 231 Lunes 04 de Octubre de 1982.
– ORDENANZAS PARA LAS AREAS DE PROTECCI??N PATRIMONIAL DE LA CIUDAD DE GRANADA. GACETAS N° 175 – 176 – 177- 178 del 17, 18, 19, y 22 de Septiembre del 2003.
– ENCUENTRO. Revista de la Universidad Centroamericana, Julio- Diciembre de 1974. Arq. Manuel González Galván (mexicano).GRANADA 450 ANIVERSARIO.
– Páginas de Internet.
– Archivos del autor( 1985-2006).


Archivado en Culturales | Sin Comentarios »

Escribe tu Comentario

Todos los comentarios son moderados. Opiniones con ofensas o fuera de lugar sern borrados inmediatamente. No pierda su tiempo.


El contenido de La Verdad no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorizacin previa y por escrito de La Verdad.