Continúa desorden urbanístico en Granada: la gente sigue tomando calles. Campo de aterrizaje, un caso típico de invasión de calles

mayo 10, 2009 – 10:57 am -

13-la-invasion-de-aceras-obliga-al-peaton-caminar-sobre-la-calle1Granada, Nicaragua
Por: Augusto Cermeño

La invasión de calles y áreas verdes en esta ciudad, se está volviendo algo “muy normal” en una ciudad donde ha imperado el desorden urbanístico desde hace mas de 16 años.

Este desorden lo han patrocinado varios alcaldes que asumieron la comuna buscando beneficios personales y no el beneficio de la comunidad, de quienes pagan sus impuestos para que la ciudad prospere, no para que se convierta en un laberinto de casotas que hay que sortear en medio de las calles y sobre las áreas verdes, andenes y aceras..

El licenciado Rolando Canales nos manifestó su preocupación por las acciones ilegales de toma de aceras y calles, amparados en permisos de concejales, certificaciones del Concejo anterior y de alcaldes anteriores, pero está por verse si el actual alcalde se va interesar por corregir esta situación.

DESORDEN SIGUE CANDENTE

El Gobierno de Eulogio Mejía, tendrá que actuar con mucha prestancia, sabiduría y serenidad para solucionar los problemas de propiedad que parecen reproducirse como hongos en un corral de vacas.

13-prof-benjamin-garay1El jueves 7 de mayo 2009, se presentaron dos grupos reclamando por abusos, aparentemente aprobados por Control Urbano, en administraciones anteriores, como es el caso del profesor Benjamín Garay, en el sector de San Matías.

Además de Garay, conversaron con el concejal Emilio Mena las señoras Raquel Montiel y Esther Mena, ésta última madre de combatiente sandinista caído.

Benjamin lamentó que la comuna no les ha resuelto su situación desde hace varias administraciones, esperando que ahora si les resuelvan. A Garay se le tomaron la acera y no le dejan entrada a su casa.

En tanto la señora Montiel, dijo que Claudia y Maritza Gómez proyectan levantar pared frente a la entrada de su casa. Dijo que el profesor Garay “es el más perjudicado porque no le dejan nada de salida”.

Dijo que a Garay “lo han amenazado, lo han golpeado y lo sacaron casi desnudo de su casa, llegando a amenazarlo de muerte. Le dicen que si llega lo matan”.

Por su lado, doña Esther se quejó de quienes hace cuatro meses le cerraron todo el frente de su casa. Doña Esther tiene 40 años de vivir en el sector de San Matías.


Archivado en Departamentales | 3 Comentarios »


3 Respuestas to “Continúa desorden urbanístico en Granada: la gente sigue tomando calles. Campo de aterrizaje, un caso típico de invasión de calles”

  1. Por Cora Benard el may 11, 2009 | Responder

    Estimado Senor Cermeno desde hace algun tiempo he querido comunicarme con ud pero aun no lo he echo. Es en relacion con una situacion que se viene dando en el Turbulento Arroyo de Carita. Esa es la tierra de nadie. Ahi las personas violan todas las normas.Disen que piensan edificar una casa encima de la cancha quitandole a otras personas la visibilidad y entrada. Ahi hay unos casiques a los cuales la gente civilizada les teme .

  2. Por Jean Castro el jun 2, 2009 | Responder

    En la curva de chico tripas unos vecinos se tomaron totalmente la acera, obligando al peaton a caminar sobre la carretera en curva, convirtiendola en una zona de peligro peatonal, los vecinos construyeron un hermoso jardín, cerraron con bardas para impedir el paso del peaton.

  3. Por loraverde el jun 28, 2009 | Responder

    Que bueno me acaban de informar, que se le puso un stop. a los precaristas que se querian posecionar de la hermosa calle Adolfo Salazar Calero. Se le agradece a la sra Zoilita Parrales por haberce echo presente en dicho lugar. y al canal 48 del padre Sergio y a la policia local, dicen que fue tremendo alboroto. Pobrecito Benjy con toda la plebe queriendolo linchar.

Escribe tu Comentario

Todos los comentarios son moderados. Opiniones con ofensas o fuera de lugar sern borrados inmediatamente. No pierda su tiempo.


El contenido de La Verdad no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorizacin previa y por escrito de La Verdad.