Policía Nacional muestra sus garras en demostración pública con antimotines

agosto 18, 2008 – 8:20 am -

Granada, Nicaragua
Por: Augusto Cermeño

9-fuerzas-antimotines.JPG

La Policía Nacional mostró sus garras en la mera Plaza de la Independencia, en una demostración del poderío de sus fuerzas antimotines ante los os de los granadinos que aplaudían las muestras de destreza y agilidad de los miembros de la brigada especial, entre los que se cuenta una mujer.

Si le quitamos a esta unidad represiva de la Policía unos cuantos panzones, podríamos decir que están en capacidad de responder ante movimientos sociales o desordenes que puedan surgir en la ciudad, que es el espíritu de la creación de esta fuerza policial.

El comisionado Ramón Avellán, jefe Departamental de la Policía Nacional, dijo que la unidad ha sido preparada, en varios días de entrenamientos, para hacer frente a actividades como el primero y el diez de agosto en Managua. En la capacitación realizada en Granada, participaron fuerzas de Masaya, Carazo y Rivas.

Aquí en Granada, se prepararon para dar cobertura a las fiestas agostinas, sobre todo la hípica, que es el evento que mueve miles de personas y caballistas de todo el país, llegando a adueñarse de calles y aceras de Gran Sultana. Los antimotines dieron una demostración al pueblo, de lo que aprendieron en la capacitación especializada, en la que participaron especialistas de Managua.

Entre otras demostraciones, escenificaron ataques de manifestantes, luchas cuerpo a cuerpo, lucha con personas armadas de garrote y machete y las maniobras propias de actos de represión ante desordenes o manifestaciones violentas. Una joven destacó, enfrentándose a un hombre armado de garrote, logrando desarmarlo y reducirlo, esposado.


Archivado en Departamentales | Sin Comentarios »

Escribe tu Comentario

Todos los comentarios son moderados. Opiniones con ofensas o fuera de lugar sern borrados inmediatamente. No pierda su tiempo.


El contenido de La Verdad no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorizacin previa y por escrito de La Verdad.