Decenas de miles de personas se concentran frente al Capitolio en la mayor manifestación anti Obama

septiembre 14, 2009 – 3:34 pm -

Sábado 12-09-09, 4:50 PM

Presidente ObamaDecenas de miles de personas se concentraron hoy en Washington para celebrar la primera gran manifestación multitudinaria en contra del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien tomó posesión del cargo el pasado mes de enero.

Los manifestantes, llegados de todos los rincones de Estados Unidos y congregados en la plaza de la Libertad, junto a la Casa Blanca, marcharon hasta el Capitolio ondeando banderas nacionales, portando carteles y gritando consignas contra las políticas emprendidas por Obama, tanto por la controvertida reforma del sector sanitario que el presidente pretende sacar adelante, como por el fuerte aumento del gasto público derivado de las medidas económicas adoptadas por la Administración para combatir la crisis.

Dick Armey, ex congresista republicano y líder de ‘Freedomworks’, organización convocante de la protesta, encabezó la manifestación y se dirigió ante la multitud en el mismo lugar en que Obama pronunció su primer discurso como presidente hace más de ocho meses.

“Se comprometió a ser fiel a la Constitución de Estados Unidos”, dijo Armey, sugiriendo que el nuevo presidente del país estaba violando los principios establecidos por los padres de la patria sobre las funciones del Gobierno. Los congregados ante el Capitolio respondieron a las consignas del ex congresista dedicando duras palabras al actual inquilino de la Casa Blanca, al que también llamaron “mentiroso”, informa el diario ‘New York Times’.

La Policía no ha proporcionado cifras ni estimaciones sobre el número de personas que han protestado en Washington contra Obama, pero los medios coinciden en que han sido decenas de miles.

La revolución cubana pierde a Juan Almeida, uno de los históricos

Sábado 12-09-09, 4:45PM

fallece-juan-almeida-vicepresidente-cubaLa Habana, 12 sep (EFE).- La revolución cubana perdió en la noche de ayer a Juan Almeida, uno de los históricos que combatió junto a Fidel y Raúl Castro y ocupó durante décadas algunos de los más altos cargos en el Estado y el Partido Comunista.

 Fallece Juan Almeida, vicepresidente de Cuba …

Almeida, que tenía 82 años y era el rostro negro de la revolución cubana, falleció de un paro cardio-respiratorio, según el comunicado del buró político del Partido Comunista que hoy hicieron público los medios cubanos, todos oficiales.

Los diarios Granma y Juventud Rebelde, únicos que se editan en la isla en papel, aparecieron hoy impresos solo con tinta negra y con la portada dedicada al hombre que nunca se separó de Fidel Castro y fue considerado un fiel entre los fieles.

La jornada del domingo ha sido declarada de luto oficial entre las 8 de la mañana y las 8 de la noche, y este sábado ya pudieron verse algunas banderas ondeando a media asta, mientras que figuras del régimen expresaron su pesar por el fallecimiento de Almeida.

El ministro cubano de Cultura, Abel Prieto, dijo a Efe que se trata “sin ninguna duda (de) una gran pérdida”, y resaltó que el comandante es “una de las grandes figuras de la revolución”.

El presidente de la Asamblea Nacional, Ricardo Alarcón, recordó que “fue soldado en el combate revolucionario, desde el primer momento, soldado y comandante, desde el primer día”, y por ello “uno de los principales artífices de la revolución”.

Miembro del Buró Político del Partido Comunista (único en la isla) y vicepresidente del Consejo de Estado, se le consideraba el “número tres” en la jerarquía revolucionaria, que no siempre coincide con la jerarquía política.

Teóricamente, el siguiente en la línea sucesoria tras Fidel y Raúl Castro es el vicepresidente primero, Manuel Machado.

El comandante Almeida, inseparable de su uniforme verde olivo que lo identificaba como héroe de la revolución, fue siempre un hombre discreto, alejado de los focos y la atención mediática, pero los analistas coinciden en señalar su peso como mediador dentro del régimen y su carácter de “intocable”.

En concreto, un observador comentó a Efe que Almeida era muy respetado tanto por Fidel como por su hermano Raúl -presidente del Consejo de Estado y de Ministros desde febrero de 2008 tras la enfermedad del primero-, y en más de una ocasión medió entre ambos cuando se enfrentaban por diferencias de criterio.

En los últimos años, sus únicas apariciones públicas eran para recibir a los embajadores acreditados en La Habana.

Los medios oficiales recuerdan hoy su origen como un obrero albañil, segundo de una familia de doce hermanos, que se sumó a la lucha revolucionaria ya desde 1952, y en los 57 años transcurridos desde entonces “estuvo siempre en la primera línea de combate junto al Jefe de la Revolución”.

A Almeida se le atribuyen la frase “Aquí no se rinde nadie”, que supuestamente dijo cuando los guerrilleros cubanos desfallecían en las montañas de Sierra Maestra poco después de su desembarco en 1956 para luchar contra el régimen de Fulgencio Batista.

En el libro “Cien horas con Fidel”, Castro tiene palabras de reconocimiento para Almeida: dijo que lo incluiría “entre la lista de hombres incapaces de traicionar la revolución”, y que ha sido “uno de los que “vivieron tiempos decisivos sin flaquear jamás”.

Si Almeida no flaqueó, sí lo hizo su hijo, Juan Juan Almeida, distanciado del régimen en los últimos años y que el pasado mayo fue detenido cuando intentaba abandonar ilegalmente la isla para reunirse con su familia en Estados Unidos.

Además de su papel como político, Almeida sobresalió como compositor de más de 300 canciones, algunas de las cuales han pasado al acervo popular cubano, como “La Lupe”, “Dame un traguito” o “Qué le pasa a esa mujer”.

El comandante Almeida pidió que su cadáver no sea expuesto al público, por lo que el Gobierno cubano ha pedido al pueblo que presente sus condolencias en la jornada de mañana, domingo, en la Plaza de la Revolución.

Miles de conservadores acusan a Obama de “socialista” en Washington

Sábado 12-09-09, 4:40PM

miles-conservadores-acusan-obama-socialista-washingtonWashington, 12 sep (EFE).- Decenas de miles de conservadores llenaron hoy el centro de Washington para expresar su rechazo a la expansión del Estado impulsada por el presidente Barack Obama, en particular su plan de reforma sanitaria.

La manifestación es el acto más multitudinario hasta ahora de un movimiento de protesta entre los conservadores que se inició en abril y que en ciertos momentos a colocado a la Casa Blanca a la defensiva.

Pese a que el Partido Republicano carece ahora mismo de un líder natural tras la derrota en las urnas el año pasado, grupos de base han encontrado nueva energía en su oposición a las iniciativas de Obama.

“Nunca antes en la historia habíamos tenido una marcha hacia el socialismo como la que defiende este presidente”, dijo a Efe Bárbara Espinosa, una abuela que no quiso decir su edad y que voló desde Arizona para protestar en Washington.

Silvia Zumárraga, de 42 años, portaba un cartel con el signo soviético de la hoz y el martillo, y una foto con los rasgos de Obama y el perfil de Che Guevara sobre la bandera de Estados Unidos.

“Yo nací en Argentina y sé lo que es un gobierno socialista, y no quiero eso para mi país aquí”, dijo Zumárraga, que está nacionalizada estadounidense.

Los manifestantes, casi exclusivamente blancos, esgrimieron el apelativo de “socialista” contra Obama como un insulto, en pancartas y eslóganes que pedían su destitución o le acusaban de mentir al pueblo.

La Policía no proporcionó una estimativa oficial del número de participantes, que convirtieron en una riada de cabezas el trecho de la Avenida Pensilvania que unen el Departamento del Tesoro y la Casa Blanca con el Congreso.

Paradójicamente, sólo un puñado de legisladores republicanos participaron en la manifestación, por temor a asociarse con los elementos más extremistas de la derecha, que mantienen, por ejemplo, que Obama no debería ser presidente porque no nació en Estados Unidos, según creen ellos.

La marcha fue convocada por una coalición de organizaciones conservadoras, incluidas FreedomWorks, Tea Party Patriots y ResistNet, que ha realizado protestas contra el gasto público y el plan de reforma de salud en los últimos meses en todo el país.

“Finalmente los conservadores nos hemos despertado. Es muy difícil hacer que los conservadores se levanten del sofá, en cambio es fácil para los liberales. Ellos quieren cambiarlo todo”, afirmó Richard Wohltmann, de 53 años, quien sostenía una pancarta que decía “La redistribución de la riqueza es robo”.

Wohltmann, que trabaja en una empresa de importaciones de Pensilvania, había llegado a Washington en uno de los autobuses fletados para la ocasión desde distintos puntos del país.

A pocos pasos de él, George Lucas, que se identificó a sí mismo como un “reverendo”, gritaba a través de un altavoz: “Están matando a los bebés y salvando a las ballenas, salvando a los caracoles”.

Buena parte de los carteles protestaban contra la reforma sanitaria, con la que Obama pretende que Estados Unidos se equipare al resto de los países desarrollados, pero el descontento de los conservadores va más allá de ese tema.

Ellos ven la expansión generalizada del Estado como una amenaza para la libertad. “Creo que el Gobierno se está apoderando de todo”, dijo Lisa Holt, de 24 años, quien voló desde Florida a Washington con su madre para la manifestación.

“Estamos aquí para decir al Congreso y a la Casa Blanca que no estamos contentos con todo el dinero que se están gastando”, afirmó, por su parte, Michael Townsend, de 39 años, que llegó de Carolina del Sur con su mujer e hijos.

Durante el gobierno de George W. Bush, el centro de Washington se llenó en numerosas ocasiones de manifestantes de izquierda, principalmente opuestos a la guerra en Irak, pero la ciudad no había conocido una movilización de conservadores de tal magnitud en muchos años.

Protestaron no para pedir algún cambio en el país, sino para defender que las cosas se queden como están.

En vista de las acciones de Obama, “simplemente no podemos dar por sentado que Estados Unidos se mantendrá como siempre ha sido”, resumió Wohltmann.


Archivado en Internacionales | Sin Comentarios »

Escribe tu Comentario

Todos los comentarios son moderados. Opiniones con ofensas o fuera de lugar sern borrados inmediatamente. No pierda su tiempo.


El contenido de La Verdad no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorizacin previa y por escrito de La Verdad.