EEUU y China abogan por un esfuerzo conjunto en economía y cambio climático

febrero 25, 2009 – 7:16 pm -

clip_image003Por Lachlan Carmichael

EEUU y China pasaron de puntillas sobre la delicada cuestión de los derechos humanos en el gigante asiático para abogar por un esfuerzo común en la lucha contra la crisis económica y el cambio climático, durante la visita de la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, este sábado a Pekín.

Hillary Clinton y Hu Jintao, en Pekín Ampliar

Clinton, que concluirá su visita el domingo, inició sus entrevistas con los altos dirigentes de la tercera economía mundial. El viernes por la noche, justo antes de su llegada a Pekín, Clinton dijo querer evitar que la cuestión de los derechos humanos solape otros asuntos, aunque defensores chinos de los derechos humanos dijeron este sábado que la policía les intimidó para que no protestaran durante la visita de la secretaria de Estado.

"Ahora que debuta la nueva administración del presidente Obama, queremos reforzar y ampliar nuestra relación", dijo Clinton el sábado al jefe de la diplomacia china Yang Jiechi, ante la prensa. "Pensamos establecer bases sólidas, pero queda aún mucho trabajo por delante", declaró Clinton, que se encuentra en China en la última etapa de una gira asiática durante la que visitó Japón, Indonesia y Corea del Sur.

"Es imperativo que EEUU y China cooperen en numerosos campos, de la economía al cambio climático", agregó Clinton, que luego se reuniría con el presidente chino, Hu Jintao, y tenía previsto hacerlo también con el primer ministro, Wen Jiabao. En una rueda de prensa común, Yang Jiechi afirmó que ambos coincidieron en rechazar un regreso al proteccionismo en estos tiempos de crisis.

En momentos en que la crisis económica "prosigue y se propaga", la primera y la tercera economías mundiales deben "reforzar su cooperación" y "rechazar el proteccionismo en el comercio y las inversiones", estimó Yang. En las últimas semanas, Pekín se mostró inquieto ante algunas medidas proteccionistas previstas en el plan de estímulo estadounidense.

Según Clinton, China ha dicho además que sigue confiando en los bonos del Tesoro estadounidense, de los que Pekín es el principal poseedor en el mundo. En su encuentro con el ministro de Exteriores chino, Clinton dijo que el presidente estadounidense Barack Obama podría tener su primer encuentro con Hu Jintao en la cumbre del G20 en Londres en abril.

Antes de abandonar Seúl para Pekín el viernes, Clinton advirtió que no quería que la cuestión espinosa de los derechos humanos en China obstaculizara las conversaciones sobre otros asuntos como la crisis o el cambio climático. Pero este sábado, activistas chinos denunciaron intimidaciones de la policía.

"Yo estoy ahora mismo bajo arresto domiciliario porque Hillary Clinton ha venido", dijo a la AFP Zeng Jinyan, disidente y esposa de Hu Jia, premio Sajarov 2008 del Parlamento europeo y que purga una pena de tres años y medio de cárcel en China por tentativa de subversión.

La organización Chinese Human Rights Defenders dijo haber registrado varios casos de disidentes vigilados, interrogados y seguidos en los últimos días por la policía, para reducirlos al silencio durante la visita de Clinton. Otro de los asuntos que podrían salir a colación en la visita a Pekín es la desnuclearización de Corea del Norte.

China, aliada del régimen comunista de Pyongyang, es la anfitriona de unas negociaciones a seis (entre las dos Coreas, Estados Unidos, Japón, Rusia y China) cuyo objetivo es el desmantelamiento de las instalaciones y programas nucleares norcoreanos. Las discusiones están en punto muerto por un diferendo sobre la verificación del proceso de desnuclearización

La expulsión del obispo Williamson no alterará la relación de Argentina con el Vaticano

Ayer, 16.13 (Viernes 20-02-09)

clip_image004

Buenos Aires, 20 feb (EFE).- La expulsión del obispo británico ultraconservador Richard Williamson, cuyo nuevo destino será decidido por la fraternidad lefebvrista, no alterará las relaciones entre el Gobierno de Argentina y el Vaticano, afirmó hoy el embajador argentino ante la Santa Sede, Juan Pablo Cafiero.

clip_image005

El Ejecutivo de Cristina Fernández emplazó anoche al obispo a abandonar el país en un plazo de diez días bajo amenaza de expulsión por sus polémicas declaraciones cuestionando el Holocausto judío durante el nazismo.

El nuevo destino de Williamson será decidido por Bernard Fellay, superior general de la Fraternidad San Pío X, que reúne a los seguidores de Marcel Lefebvre y tiene sede en Suiza, explicó a Efe el superior de la orden para Suramérica, Christian Bouchacourt.

Bouchacourt apuntó que la Fraternidad ya había decidido que Williamson abandonara el país y afirmó que el obispo saldrá de Argentina antes de que se cumpla el plazo de diez días dictado por el Ejecutivo, aunque dijo desconocer la fecha exacta.

"Ya habíamos tomado la decisión de que él se vaya a consecuencia de sus palabras", señaló Bouchacourt, que apuntó que la Fraternidad no se contactó con el Vaticano tras conocer la orden del Gobierno argentino.

La decisión del Ejecutivo, según Cafiero, no afectará a las relaciones entre Buenos Aires y la Santa Sede.

El Vaticano "entiende claramente que esto ha sido una decisión soberana y de aplicación de la ley argentina a alguien que estaba adulterando los datos que otorgaba Migraciones para obtener un permiso de residencia", afirmó hoy el diplomático argentino.

"Al aplicarse la ley, el Vaticano no tiene opinión sobre el tema. Argentina ha cumplido con la ley y con sus compromisos internacionales", dijo en declaraciones al canal Todo Noticias, de Buenos Aires.

Las autoridades argentinas alegaron para su expulsión que Williamson había declarado ser empleado administrativo de la Asociación Civil "La Tradición", cuando en realidad era sacerdote y director del seminario lefebvrista de La Reja.

El 21 de enero pasado, la televisión pública sueca Svt difundió una entrevista grabada en noviembre en Alemania en la que Williamson negó que las cámaras de gas nazis se hubieran utilizado para exterminar a los judíos y dijo que en el Holocausto no murieron 6 millones de personas sino entre 300.000 y 400.000.

Esa entrevista se difundió el mismo día en el que el Papa Benedicto XVI firmó el decreto de levantamiento de las excomuniones a él y otros cuatro obispos seguidores de Marcel Lefebvre.

Las polémicas declaraciones del obispo armaron gran revuelo dentro y fuera de la Iglesia Católica en todo el mundo y el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Tarsicio Bertone, le solicitó hace dos semanas una retractación.

Sin embargo, en declaraciones a la revista alemana Der Spiegel, Williamson afirmó que antes de retractarse tendría que revisar las pruebas históricas y reiteró su rechazo al Concilio Vaticano II, motivo de las excomuniones en 1988.

Tras la difusión de esta entrevista, la Fraternidad Sacerdotal San Pío X resolvió relevar a Williamson como director del seminario "Nuestra Señora Corredentora", que esa orden tiene en la localidad de La Reja, a unos 40 kilómetros de Buenos Aires.


Archivado en Internacionales | Sin Comentarios »

Escribe tu Comentario

Todos los comentarios son moderados. Opiniones con ofensas o fuera de lugar sern borrados inmediatamente. No pierda su tiempo.


El contenido de La Verdad no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorizacin previa y por escrito de La Verdad.