Manifestación sindical en Madrid en defensa del empleo

diciembre 13, 2009 – 6:39 pm -

manifestacion-sindical-madrid-defensa-empleoDecenas de miles de personas se manifestaron este sábado en el centro de Madrid convocadas por los dos grandes sindicatos, UGT y Comisiones Obreras (CCOO), en defensa del empleo en España, duramente azotada por la crisis y con un índice de desempleo de casi el 18%.

Miles de personas secundan la manifestación convocada por los sindicatos para pedir …

Los manifestantes, que marchaban tras los lemas “el trabajo primero”, “por el diálogo social” y “para que no se aprovechen de la crisis”, pretendían lanzar un mensaje al Gobierno.

Este anunció recientemente su intención de reformar el mercado de trabajo inspirándose en la flexibilidad del modelo alemán.

“Estamos en situación de urgencia, con 4 millones de parados. La prioridad es luchar contra el desempleo: ¡lo primero son las personas!”, llamó el líder de UGT, Cándido Méndez, durante esta primera gran manifestación organizada en Madrid desde el inicio de la crisis en España, a finales de 2008.

La marcha es “una advertencia al poder central y regional para que en una estrategia de salida de crisis no busquen atajos para crear empleos”, explicó por su parte, en una entrevista al diario El País, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo. “Llevamos 18 meses de crisis y (…) se ha resistido a la tentación de intentar reformas estructurales que aterrizan (…) en la reducción de los derechos de los trabajadores. Ahora vemos un recrudecimiento de la presión en ese sentido”, añadió.

“Los sacrificios” para superar la crisis “deben ser repartidos” de forma equitativa, afirmó por su parte el máximo dirigente de UGT, Candido Méndez.

Numerosos manifestantes reclamaban este sábado en el centro de Madrid una “huelga general”, pero los sindicatos no lo consideran necesario en este momento. En su lugar, los sindicatos se preparan actualmente para reanudar, a comienzos de año, el diálogo social con los empresarios, que el año pasado quedó bloqueado y que tiene como objetivo la conclusión de un acuerdo plurianual en abril sobre las condiciones de los trabajadores.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió a principios de diciembre a los interlocutores sociales una reforma del mercado de trabajo inspirada en la flexibilidad del modelo alemán. El gobierno alemán ha puesto en marcha un sistema que permite que las empresas recorten el tiempo de trabajo de los empleados y que las arcas públicas paguen a éstos el 65% de su salario durante dos años. Pese a la crisis, el índice de desempleo en Alemania era de solamente el 7,6% en noviembre, frente al 17,9% registrado en España en el tercer trimestre.

En España, para aplicar el modelo alemán el gobierno necesitaría negociar con los sindicatos.

Este sábado, el líder del sindicato UGT también reclamó un “cambio del modelo productivo” en España que se centre menos en el sector de la construcción de viviendas. En ese sentido, Zapatero reiteró a finales de noviembre su voluntad de orientar el país hacia una “economía sostenible”.

Masiva manifestación en Copenhague en un día de movilización mundial

masiva-manifestacion-copenhague-dia-movilizacion-mundialDecenas de miles de personas se manifestaron este sábado en la calles de Copenhague, en una protesta salpicada de incidentes violentos, a la que se sumaron manifestaciones en 130 ciudades del mundo para reclamar un acuerdo justo, ambicioso y vinculante en la cumbre sobre el cambio climático.

Entre 80.000 y 100.000 personas según los organizadores, 30.000 según la policía, recorrieron en una gélida tarde los cerca de seis kilómetros que separan el centro de Copenhague del lugar donde tiene lugar, hasta el 18 de diciembre, la conferencia de Naciones Unidas sobre el calentamiento global.

Pocos minutos después del comienzo de la manifestación, un grupo de unos 300 jóvenes, vestidos con uniformes íntegramente negros y perfectamente organizados, según un periodista de la AFP en el lugar, rompieron escaparates de comercios con ayuda de martillos y lanzaron ladrillos contra el mobiliario urbano. La policía antidisturbios danesa entró rápidamente en acción, rodeándolos e inmovilizando a algunos de ellos en el suelo.

“La policía procedió a unas 400 detenciones”, informaron las autoridades en un comunicado, precisando que los agitadores pertecenían a los grupúsculos ultraviolentos conocidos como Black Blocs.

A última hora de la tarde, y al margen de la manifestación -que se detuvo a las puertas del Bella Center, donde tiene lugar la negociación bajo la égida de la ONU- se registraron nuevos incidentes, en los que un policía resultó herido y cuatro vehículos incendiados, según la policía.

Sin embargo, estos actos de violencia aislados no lograron eclipsar la masiva protesta que tuvo lugar en un ambiente jovial y familial y multinacional para pedir “justicia para el clima”.

“La presión de la sociedad civil es muy importante. Por un lado está todo el trabajo político que hacemos las ONG dentro de las negociaciones, por otro está la movilización callejera, que redobla el llamado que se ha venido haciendo estos años para que aquí todos los países alcancen un acuerdo justo, ambicioso y legalmente vinculante para luchar contra el cambio climático”, explicó a la AFP el mexicano Gustavo Ampugnani, coordinador político para América Latina de Greenpeace International. “Esta es una cuestión de supervivencia para muchos países”, agrega, recordando que las naciones pobres son las más vulnerables a los efectos del calentamiento.

Aunque desde hace algunos años el movimiento antiglobalización se viene sumando a las movilizaciones climáticas, la masiva manifestación de Copenhague pone de relieve este año más que nunca esa comunión.

“Existe un entendimiento desde hace años entre el movimiento ecologista y el antiglobalización, por entender que los problemas derivados del sistema económico están relacionados con los problemas ambientales y hay cada vez más batallas comunes”, declaró a la AFP Pablo Cotarelo, de la ONG española Ecologistas en Acción. “La presión social se hace notar más hoy porque hay mucha expectativa del resultado de esta conferencia, no sólo por parte de la gente de Europa sino de las llamadas víctimas del cambio climático, que se han organizado para que por fin se oiga su voz”, agrega.

Ampugnani recuerda que la movilización de Copenhague se enmarca en un “día de acción global” en el que se previeron manifestaciones en 130 ciudades del mundo, “porque no queremos que nos vendan un acuerdo maquillado de verde que no sirva para nada”.

La región Asia Pacífico, donde muchos países e islas son vulnerables al calentamiento global, dio el pistoletazo de salida con manifestaciones que en Australia llegaron a congregar a 50.000 personas.

De momento, la negociación que comenzó el lunes en Copenhague ha registrado pocos progresos. Un primer borrador oficial de acuerdo presentado el viernes en la cumbre suscitó roces entre los países desarrollados y los emergentes.


Archivado en Internacionales | Sin Comentarios »

Escribe tu Comentario

Todos los comentarios son moderados. Opiniones con ofensas o fuera de lugar sern borrados inmediatamente. No pierda su tiempo.


El contenido de La Verdad no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorizacin previa y por escrito de La Verdad.