Noticias Internacionales de la Semana

marzo 14, 2009 – 11:49 am -

Ganadores del Nobel piden detener ofensiva contra Dalai Lama

EEUU abandona la definición de "combatiente enemigo" para los reos de Guantánamo

El asesinato de los jesuitas aún sangra en El Salvador

Obama conversará con Lula sobre energía y la cumbre del G-20

 


Ganadores del Nobel piden detener ofensiva contra Dalai Lama

clip_image002EDITH M. LEDERER

Un grupo de galardonados con el Premio Nobel de la Paz, como el argentino Adolfo Pérez Esquivel, y activistas por los derechos humanos, como Harrison Ford y Gwyneth Paltrow, pidió a China dejar de hostigar e inculpar al

Los ganadores del Nobel, activistas y estrellas de Hollywood firmaron una carta de parte del arzobispo Desmond Tutu, Nobel de la Paz de 1984, en la que expresaron su preocupación por el deterioro de la situación de los derechos humanos en el Tíbet y la aparente crisis de las negociaciones entre el gobierno chino y los emisarios del Dalai Lama.

La carta fue publicada en el sitio de internet TheCommunity.com, una página para los Premios Nobel de la Paz que promueve la concordia y los derechos humanos. El documento fue puesto al alcance del público y puede ser firmado por quien esté interesado.

Mary Wald, presidenta del sitio, dijo que cuando unas 100.000 personas firmen la carta será entregada al presidente chino Hu Jintao y otros funcionarios.

"Es tiempo de una ola de apoyo para el Dalai Lama", dijo Wald. "Ha hecho una de las declaraciones más fuertes de su vida porque la situación de los tibetanos es así de crítica".

Los galardonados con el premio Nobel de la paz Elie Wiesel, John Hume, David Trimble, Jody Williams, F.W. de Klerk, Mairead Maguire, Betty Williams y Pérez Esquivel firmaron la carta junto con otras 40 personalidades y activistas por los derechos humanos incluyendo a Ford, Paltrow, Peter Gabriel, Richard Gere, Mia Farrow, Maria Bello, Adam Yauch, Ashley Judd, las supermodelos Christy Turlington y Naomi Campell así como la reina Noor de Jordania.

Previamente esta semana, el Dalai Lama condenó la "ofensiva brutal" de China y su duro mandato que se ha prolongado por décadas y que ha convertido al Tíbet en un "infierno en la tierra".

Las tensiones se han intensificado antes de dos importantes aniversarios de esta semana, el cincuentenario de un intento fallido de sublevación tibetana que hizo que el Dalai Lama se exiliara y el primer aniversario de las violentas manifestaciones contra China ocurridas hace un año en Lhasa que desataron la resistencia tibetana más generalizada y sostenida en décadas.

China reclama a Tíbet como parte de su territorio, pero muchos tibetanos dicen que el dominio chino los priva de su libertad religiosa y de su autonomía. Beijing acusa al Dalai Lama, que es venerado por el pueblo tibetano, por fomentar el independentismo y las protestas contra el gobierno en Lhasa.

 

EEUU abandona la definición de "combatiente enemigo" para los reos de Guantánamo

clip_image004

El actual Gobierno de EEUU ha abandonado la calificación de "combatiente enemigo" para justificar la detención de personas sospechosas de terrorismo en la prisión de Guantánamo (Cuba), informó el viernes el Departamento de Justicia.

clip_image005Una valla de la prisión de Guantánamo

La Administración del anterior presidente, George Bush, acuñó el concepto de "combatiente enemigo" para designar a individuos sospechosos de haber "apoyado" o "participado" en actos terroristas, para justificar su detención por tiempo ilimitado sin acusaciones ni cargos formales.

El departamento precisa en un comunicado que sometió ante un tribunal federal del distrito de Columbia una nueva regla que justifica la detención de presos en Guantánamo. La definición "no emplea la expresión ‘combatiente enemigo’" y la detención de un sospechoso de terrorismo "se basará en las leyes internacionales", destaca el comunicado.

Esto implica que sólo serán detenidos "aquellos que aportaron un apoyo importante a Al Qaida o a los talibanes", precisa el Departamento de Justicia. "Las nuevas normas responden al derecho internacional sobre la guerra (…) y 8estipulan claramente que el gobierno no tiene la autoridad de detener a esas personas por haber aportado un apoyo menor o no demostrado a Al Qaida o los talibanes".

"Mientras trabajamos en la puesta en práctica de una nueva política para esos detenidos, es esencial que actuemos de un modo que fortalezca nuestra seguridad nacional, pero que también esté de acuerdo con nuestros valores y con la ley", declaró el ministro de Justicia, Eric Holder.

La prisión de Guantánamo fue abierta tras los atentados del 11 de setiembre de 2001 para detener a los llamados "combatientes ilegales". El pasado enero, dos días después de su investidura como presidente, Barack Obama decretó el cierre de Guantánamo para principios de 2010, marcando una clara ruptura con la controvertida política antiterrorista de su predecesor.

 

El asesinato de los jesuitas aún sangra en El Salvador

clip_image006

La madrugada del 16 de noviembre de 1989, el sacerdote español José María Tojeira escuchó 20 minutos de disparos y creyó que se trataba de uno más de los tiroteos entre militares y la guerrilla, que desde días atrás había iniciado una ofensiva para tomar la capital.

Cuando se levantó, algunas horas después, halló muertos en un patio de la Universidad Centroamericana a cuatro de los principales sacerdotes españoles de la institución, uno de ellos el rector, Ignacio Ellacuría, y a otros dos en sus cuartos. Casi todos tenían el rostro desfigurado por los balazos. Además, también había sido asesinada el ama de llaves y su hija.

"Inmediatamente nos dimos cuenta de que tenía que ser el Ejército. Era imposible que hubiera habido un tiroteo tan fuerte y que el Ejército no se hubiera hecho presente y no hubiera más muertos que los padres, que no estaban armados, evidentemente", dijo a Reuters Tojeira, el actual rector.

La zona donde está ubicada la universidad prácticamente estaba tomada en ese momento por los militares.

Veinte años después, el caso es una herida abierta en El Salvador, con dos coroneles que fueron acusados del crimen pero apenas cumplieron poco más de un año en prisión y altos mandos del Ejército de la época que niegan haberlo ordenado, a pesar de que así lo señala un informe de las Naciones Unidas.

En las elecciones presidenciales del domingo, la entonces guerrilla y ahora partido político Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) podría llegar por primera vez a la presidencia, en momentos en que el caso de los sacerdotes asesinados se reabrió en la Audiencia Nacional de España.

El general retirado René Ponce, señalado por la Comisión de la Verdad de las Naciones Unidas como quien dio la orden de matar a los jesuitas, dijo que abrir el caso en otro país atenta contra la soberanía de El Salvador, que ya realizó dos juicios donde no se probó su responsabilidad en el crimen.

"Estamos preparándonos para defendernos de la querella que se ha interpuesto en la Audiencia Nacional, estamos en el proceso de recolección de información para probarle a la Audiencia Nacional que esto es una cosa juzgada", dijo en una entrevista con Reuters.

De avanzar el caso – que impulsan dos organismos de derechos humanos con el apoyo de familiares – podrían venir peticiones de extradición para Ponce y otros militares que prosperarían en caso de que el FMLN llegase a la presidencia.

SANGRE SECA Y BIBLIAS ROTAS

Ponce adjudicó toda la responsabilidad de la masacre a un subalterno suyo de la época, el coronel Guillermo Benavides, quien fue a prisión en 1992 junto con otro coronel, Yusshy Mendoza. Pero ambos salieron en libertad tras poco más de un año, beneficiados por una ley de amnistía.

"En ningún momento al coronel Benavides, nadie le dio ninguna orden de asesinar a jesuitas", aseguró Ponce, uno de los militares protagonistas de la cruenta guerra civil que dejó 75.000 muertos entre 1980 y 1992.

En la universidad, considerada por militares de la guerra como "refugio de subversivos", una placa ubicada en un jardín de rosas recuerda a los sacerdotes Joaquín López y López, Ignacio Martín Baró, Juan Ramón Moreno, Segundo Montes, Ignacio Ellacuría y Amando López en el mismo lugar donde cuatro de ellos fueron asesinados.

A pocos pasos de allí, un pequeño museo guarda las ropas ensangrentadas que vestían algunos en el momento del ataque, junto con recipientes que contienen césped del mismo jardín teñido con la sangre seca de las víctimas.

En un costado, biblias con agujeros de bala y otros libros ensangrentados son mudo testimonio de una de los ataques más brutales de la guerra civil junto con el asesinato en 1980 del arzobispo de San Salvador, monseñor ??scar Arnulfo Romero, de un tiro en el corazón mientras oficiaba misa.

Romero y otros jesuitas habían denunciado atrocidades cometidas por el Ejército en medio de la guerra, principalmente contra comunidades campesinas, así como las acciones de los temidos escuadrones de la muerte.

Tojeira cree que, más importante que militares como Ponce vayan a prisión, es lograr que el Estado pida perdón por los asesinatos, algo que no ha ocurrido porque en El Salvador gobierna "la derecha más radical y repugnante" dijo, refiriéndose a la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA).

 

Obama conversará con Lula sobre energía y la cumbre del G-20

clip_image006[1]

Las relaciones de Estados Unidos en América Latina, la cooperación energética y las dos próximas cumbres de líderes mundiales serán los temas principales en la reunión del sábado entre el presidente Barack Obama y su homónimo brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva.

clip_image007Obama conversará con Lula sobre energía y la cumbre del G-20

Lula se verá con Obama en la Casa Blanca a las 11:00 hora local (15:00 GMT), y será parte del pequeño grupo de líderes mundiales que ha visitado Washington desde la llegada al poder del presidente demócrata el 20 de enero.

El encuentro se produce con la crisis económica y financiera como telón de fondo, que dominará dos cumbres de líderes mundiales el mes próximo a los que asistirán ambos: la reunión del G-20 de economías industrializadas y emergentes prevista para el 2 de abril y la Cumbre de las Américas, que tendrá lugar entre el 17 y 19 de abril.

Las autoridades dijeron que Obama y Lula discutirán la crisis económica e intentarán estar preparados para las dos cumbres, además de abordar el cambio climático, el desarrollo de biocombustibles y la política de Estados Unidos hacia Brasil y otros países de Iberoamérica.

"Los dos presidentes usarán esta oportunidad para discutir el fortalecimiento de nuestra cooperación en temas bilaterales, hemisféricos y globales, incluyendo cómo abordar la crisis financiera de cara a la cumbre del G-20", dijo Mike Hammer, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

En los últimos días, han surgido divisiones entre Estados Unidos y Europa sobre la manera de afrontar la crisis financiera a las puertas de la reunión del G-20. Washington está presionando por aumentar el gasto gubernamental, mientras que países como Francia piden dar más énfasis a la regulación de los mercados.

Un alto cargo del Gobierno estadounidense dijo que Obama preguntará a Lula su postura al respecto, pero que no lo presionará para mostrarse a favor de Washington.

Por su parte, se espera que Lula use la posición de Brasil como potencial regional para presionar a Obama a que se comprometa más con los esfuerzos para lidiar con la inequidad social de América Latina y sus problemas económicos.

"Lo que quiero es que Estados Unidos mire a América Latina y a Sudamérica de manera amistosa", afirmó Lula esta semana. "Nosotros somos un continente democrático y pacífico y Estados Unidos debería fijarse en nuestro desarrollo y producción, no en el narcotráfico y el crimen organizado", manifestó.

El presidente brasileño también instará a Obama a que ponga fin al largo embargo estadounidense sobre Cuba y a que busque un acercamiento con el presidente socialista de Venezuela, Hugo Chávez, uno de los mayores críticos de Washington.


Archivado en Internacionales | Sin Comentarios »

Escribe tu Comentario

Todos los comentarios son moderados. Opiniones con ofensas o fuera de lugar sern borrados inmediatamente. No pierda su tiempo.


El contenido de La Verdad no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorizacin previa y por escrito de La Verdad.