Impunidad alimenta violencia contra periodistas

septiembre 20, 2009 – 10:06 am -

El presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Enrique Santos Calderón, considera que la inacción de la justicia es la principal causa de que los crímenes contra periodistas sigan ocurriendo en varias partes del mundo. La impunidad parece ser el mayor aliciente para que los comunicadores sean todavía blanco de la intolerancia tanto de organizaciones delictivas como de los propios gobiernos.

Indicó que aunque es cierto que la mayoría de los 15 asesinatos contra periodistas producidos este año no son producto de la violencia generada por el Estado, “no se puede dejar de subrayar la incapacidad de los gobiernos para resolver estos crímenes y para castigarlos, la impunidad sigue siendo el cáncer que alimenta esa violencia contra los periodistas”, enfatizó.

Un ejemplo de esta situación, según el presidente de la SIP, es el hecho de que la “inmensa mayoría” de los más de 350 crímenes cometidos en los últimos 20 años contra comunicadores sigan sin castigo para los responsables.

El presidente de la SIP dijo que aunque hoy existe mayor conciencia social sobre la importancia de vivir con plena libertad de prensa, lo que se ha visto reflejado en numerosos documentos internacionales que los gobiernos han firmado y refrendado, “a juzgar por los agravios que a diario se cometen desde las más altas instancias del poder contra la actividad periodística se podría pensar que hemos retrocedido”.

Aseguró que la libertad de prensa está “bajo asedio en casi todos los rincones del Continente” y que “este asedio es un síntoma de deterioro de la democracia y de la degradación de sus funciones”.

El Alzheimer afecta a miles de nicaragüenses

El Alzheimer una enfermedad degenerativa y progresiva que afecta el cerebro y conduce a la dificultad para recordar, afecta a unas 15 mil personas en el país, en su mayoría mayores de 65 años.

Y aunque la enfermedad no se previene, se conoce que su principal factor de riesgo es la edad. Cuando se dobla la curva de los 60 años se pueden presentar los primeros síntomas. En esta etapa las personas presentan alteraciones de la memoria y no recuerdan ciertos eventos.

“Es un proceso neurodegenerativo que llega con la edad, hay personas que llevan una vida tranquila, sin vicios, como las monjas y sufren de la enfermedad”, aseguró el doctor Eddy Zepeda, de la Fundación Alzheimer de Nicaragua.

El médico indica que aunque este estimado es en base a fórmulas internacionales, la fundación sólo registra a 300 familias con igual cantidad de afectados.

Pero los familiares de los enfermos, además de lidiar con las presiones y tensiones físicas y emocionales que esto representa, deben enfrentar el problema de la falta de abastecimiento de medicinas por parte del Ministerio de Salud (Minsa).

Para que una persona tenga una calidad de vida digna y que pueda vivir al menos diez años, luego de descubrirle la enfermedad, debe costear las medicinas cuyo costo mensual supera con facilidad los 50 mil córdobas.

“Aquí no tenemos mayor sistema de apoyo a nuestros pacientes, hace falta establecer políticas que le den apoyo y seguimiento a este problema, hay poco conocimiento de la enfermedad, pero falta una legislación a favor, programas a nivel del Minsa como para los jubilados que son atendidos en el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social”, indicó Zepeda.

Por este tipo de inconvenientes es que la asociación a la cual pertenece prepara un protocolo de atención para los enfermos el que será entregado al Minsa para que estudie su aprobación. El doctor Zepeda agregó que hay muchos médicos en el país que no saben diagnosticar la enfermedad y mucho menos cómo debe ser tratada.


Archivado en Monitoreo Nacional | Sin Comentarios »

Escribe tu Comentario

Todos los comentarios son moderados. Opiniones con ofensas o fuera de lugar sern borrados inmediatamente. No pierda su tiempo.


El contenido de La Verdad no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorizacin previa y por escrito de La Verdad.