José Joaquín Quadra Cardenal, recordó tristes anécdotas de cuando Rigoberto López Pérez mató al primer Somoza, hace 53 años

septiembre 28, 2009 – 8:44 am -

Granada, Nicaragua
Por: Augusto Cermeño

Jose Joaquin Quadra CardenalEl periodista, político conservador e historiador José Joaquín Quadra Cardenal (JJQ), habló con LA VERDAD de una de las anécdotas mas tristes y tensionantes de su vida política, que se da cuando Rigoberto López Pérez mata a balazos al primer Somoza.

Rigoberto mató al general Anastasio Somoza García, en un acto reivindicatoria del asesinato del general de Hombres Libres Augusto César Sandino, muerto en una emboscada ordenada por Somoza García el 21 de febrero de 1934.

Fue un acto de traición a los esfuerzos del general Sandino por asegurar la paz duradera en el país, luego de 7 años de lucha antiimperialista contra las huestes de la marinería norteamericana que se había posesionado del país.

Cuando matan a Somoza, la oposición conservadora, además de los vinculados al acto justiciero de Rigoberto, fueron perseguidos implacablemente por el ejército privado de la familia Somoza: la Guardia Nacional.

Según el testimonio de JJQ, la persecución alcanzó a muchos adversarios políticos del régimen, incluyendo al anciano general Emiliano Chamorro Vargas, quien a sus 85 años sufrió los perores vejámenes por parte de la guardia, sufriendo mas de tres meses de cárcel, sin saber nada del por qué lo detenía.

Emiliano, fue muy conocido en su época de guerrillero conservador como “El Cadejo”, por manejar magistralmente el arte de las escapatorias cuando lo cercaban sus enemigos liberales.

Recuerda JJQ que el día 22 de septiembre de 1956, a eso de la una de la madrugada, la guardia golpeo la puerta de su casa, con ese imperio que los caracterizaba, a lo que respondió abriendo la puerta viendo frente a él a guardias nacionales apuntándole con los fusiles garand  y le ordenaban: ¡vas a pasar!.

La pregunta a esta orden, es la de cajón: ¿por qué?, a lo que los guardias respondieron: ¡que vas a pasar y pasá!. Lo sacaron a empujones, en pijama, y lo metieron en un Jeep Whilly. Lo llevaron a la Pólvora, donde vio que estaban barriendo una celda.

Rigoberto Lopez PerezEn esa celda fue metido JJQ. Luego se fueron desgranando muchos más presos, “sospechosos” de participar en la conspiración que terminó con la existencia del tirano. JJQ vio entrar a don Emilio Chamorro Banard, don Ernesto Chamorro Pasos, don Nicho Chamorro y muchos señorones más.

JJQ fue pasado a interrogatorio. Una de las preguntas de cajón, era: ¿Qué estaba haciendo usted en León el día de los hechos?. José Joquín le respondió a su interrogador que no estaba en León. El guardia volvió a la carga preguntando: ¿Dónde estabas?.

Dice que JJQ que “era tanto el “culillo” que se me olvidó totalmente donde estaba ese día. Seguía parloteándome y en eso me dijo va declarar su última voluntad”, lo que dejó pálido y chirizo a JJQ. Pensó en lo peor: el fusilamiento.

“Yo creo que me puse tan mal, que uno de los tenientes, yo tenía muchos amigos ahí, dijo: dale un poco de café negro a éste y me dieron un poco de café negro. Me dijeron que saliera a la celda otra vez y que no dijera nada de lo que me había preguntado”, revela Quadra Cardenal.

Pero JJQ no hizo caso al guardia y le dijo a sus compañeros de celda que se acordaran donde habían estado el 21 de septiembre. Después de todo el susto, recordó que el 21 había estado en el cumpleaños de doña Sara Mena de Vargas, viuda del doctor Alfredo Vargas.

Habían celebrado el cumpleaños en “La Punta”, del lago. JJQ había ido a guardar su microbús al cuartel de bomberos, pero todos estos detalles se le fueron de la mente “totalmente” recuerda JJQ.

Después de eso vinieron los chistes sobre la perdida de la memoria, el apagón de luces mentales de JJQ, que fue la comidilla en la ciudad de Granada, en ese entonces.

Después todo se aclaró y se concluyó que Rigoberto López Pérez “era una persona aislada totalmente, dispuesto a cambiar su vida por la de Somoza. Apenas le ayudaron Ausberto Narváez, Edwin Castro y un muchacho Cornelio Silva Argüello, de Chontales”.

Somoza pensó en decretar la pena de muerte a los presuntos implicados, pero sus asesores, incluyendo el ex Presidente René Shick Gutiérrez y Julio Quintana, le dijeron que no se podía porque la pena de muerte existía pero no estaba reglamentada.

Fue entonces que Anastasio Somoza Debayle les aplicó lo que llamaban “ley fuga”, que es un simulacro de fuga para matarlos a tiros y así lo hicieron. Hay otras informaciones que revelan torturas brutales y muerte de los ahora mártires y héroes.


Archivado en Nacionales | 10 Comentarios »


10 Respuestas to “José Joaquín Quadra Cardenal, recordó tristes anécdotas de cuando Rigoberto López Pérez mató al primer Somoza, hace 53 años”

  1. Por Lesly el sep 28, 2009 | Responder

    Habra otro heroe y martir en estos tiempo ? para que nos elimine del Chamuco que esta en el poder. y todos sus secuaces. turbas. Somoza fue el tirano mas despota de nuestros tiempos , pero no los libramos por completo de el. porque nos quedo el nieto el Chamuco de Ortega que es silencioso. pero danino…

  2. Por sasha el sep 28, 2009 | Responder

    Por esa epoca,yo tenia 6 anos,y bien recuerdo cuando nos despacharon, bien temprano de donde las ninas velez, de la primera calle sur jalteva.eran las primeras letras.Tambien alguien,muy conocido, y querido por la feligresia Granadina, conto que Somoza lo buscaba por mar, y tierra .Pues lo acusaba de ser el autor intelectual de la muerte de Somoza.Cosa que me parecio rrara. pues practicamente esta diciendo que el es un Asesino.

  3. Por JOSE RAMON GARCIA R el sep 28, 2009 | Responder

    lesly. tu si eres.vivito buscando heroe y martir… .por que no te anotas tu… .

  4. Por juan roblero el sep 28, 2009 | Responder

    son cosas del pasado que siguen siendo actuales. Mientras haya vida seguiran unos viviendo encima de los otros. La paz seguira siendo una mano cerrada de rabia, una ilusion flotando en el vacio. Mientras el dinero tenga valor, el capitalismo y el socialismo seguiran siendo hermanos gemelos.

  5. Por SARA el sep 29, 2009 | Responder

    Jose Ramon, no es con Lesly c quien tienes que querer ofender o descargar tus sentimientos, esa es una pregunta creo, que todos los Nicaraguenses nos hacemos, ¿habra otro Rigoberto en Nicaragua?, o ¿es que en Nicaragua solo existe el seudonimo de HOMBRE?, aunque el comentario del Poeta Juan Roblero, si le ponemos atencion es la repuesta a todas nuestras preguntas

  6. Por JOSE RAMON GARCIA R el sep 29, 2009 | Responder

    GRANADINOS AL FIN, NOS MOLESTAMOS POR TAN POCA COSA.

  7. Por rne cise el sep 29, 2009 | Responder

    no se porque los graadinois ablan tanto definitivamente no saben nada recuyerdo que cuando llegaron los sandinistas con una camioneta con armas todos se escondieron asi que mejor callense la boca documentence primero y despues ablen los granadino solo son abladurias perdonalos dios mio no saben lo que di9cen

  8. Por juan roblero el sep 29, 2009 | Responder

    crees vos que vale la pena matar por un partido politico?

  9. Por Carlos Montalvo el sep 30, 2009 | Responder

    Claro que no vale la pena!, si al final van a estar gobernando gente inescrupulosas como los Ortega, Eulogio, Fernando Lopez…etc, creo que si los muertos por la patria pudieran hacerlo se levantarian y les volarian la cabeza a toda esa bola de corruptos.

  10. Por Roberto Gonzalez el oct 2, 2009 | Responder

    Que bueno que todos los Nicaraguenses perdieramos la memoria y empesaramos de nuebo y trabajar con honestida, alegria y vernos como hermanos Nicaraguenses, no tubieramos una historia negra de atropellos, humillaciones y de que el pez grande se come al pequeno, la unica defensa que tenemos es la educacion, lo malo es olvidarse del humilde y que necesita ayuda de aquel que no puede hablar por miedo a perder su trabajo, por devil.
    Empesemos a escribir una nueba historia de verdad y amor propio a nuestros hermanos Nicaraguenses.

Escribe tu Comentario

Todos los comentarios son moderados. Opiniones con ofensas o fuera de lugar sern borrados inmediatamente. No pierda su tiempo.


El contenido de La Verdad no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorizacin previa y por escrito de La Verdad.