Disputa de terreno se torno en homicidio en Nandaime

julio 19, 2009 – 4:30 pm -

Nandaime, Granada, Nicaragua
Por: Marlene Urbina

La disputa por un terreno terminó en tragedia en el municipio de Nandaime, donde un ciudadano perdió la vida al recibir varios impactos de arma de fuego.

El hecho sangriento se registró el 12 de julio, día en que en Nandaime se dan inicio a las fiestas patronales con el tradicional Tope de Toros.

Adelina Tercero Bermúdez, de 24 años, fue quien dio parte a las autoridades de policía, y dice que el 12 de julio su papá, el ahora occiso, Sebastián Tercero Chávez, de 52 años y Santiago Celestino Palacios Chávez, de 57, presunto autor del homicidio, se encontraron cerca de la Policía Nacional donde tuvieron una acalorada discusión sobre una propiedad que ambos se disputan.

Adelina dice que un familiar intervino y se llevó a su papá al lugar conocido como esquina de La Chaparrera hasta donde se presentó Santiago, primo hermano de la víctima y presuntamente saco un arma de fuego y realizo seis disparos. Según el informe del sub comisionado Luis Alonso Carrillo, de la Secretaría de la Policía Nacional de Granada, el cuerpo del fallecido presentaba tres orificios de bala de salida.

Los familiares trasladaron al herido al Hospital Monte Carmelo, pero el médico de turno lo remitió al Hospital Amistad Japón Nicaragua, pero al llegar al Empalme Guanacaste, a eso de las 5 de la tarde, Sebastián Tercero Chávez fallece, siendo trasladado nuevamente a Nandaime y posterior a Medicina Legal en Managua.

La doctora Gabriela Collado expresa en su informe que el proyectil que le sustrajeron al ahora occiso, probablemente es de una Pistola Calibre 38. En tanto Santiago Celestino se dio a la fuga.

El terreno en disputa se ubica en Comarca Los Jirones, en un lugar conocido como Mata de Caña.

Desaparece fusil AK de una oficina
Maximiliano Morales Barberema, está muy preocupado por la desaparición de su fusil AK, el que había dejado en su escritorio.

El quejoso, de 73 años, dice que a eso de las 7 de la se encontraba en su casa que se ubica en el Kilómetro 45, contiguo al Jokey Club y solo se alejó unos minutos de su oficina y dejo su fusil AKA marca Sarage, calibre 22, valorado en 300 dólares a la par de su escritorio.

Al regresar Morales Barberena ya no lo encontró. Preguntó a varios de los trabajadores que le están haciendo una construcción y estos le manifestaron que no haber visto nada ni a nadie cargando el AKA, por lo que interpuso denuncia en la Policía Nacional por hurto.


Archivado en Sucesos | Sin Comentarios »

Escribe tu Comentario

Todos los comentarios son moderados. Opiniones con ofensas o fuera de lugar sern borrados inmediatamente. No pierda su tiempo.


El contenido de La Verdad no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorizacin previa y por escrito de La Verdad.