Doña Rosita Orozco, la mujer de más edad que se conoce en Granada, con 104 noviembres atuto

diciembre 6, 2008 – 4:10 pm -

2.- Rosita Orozco y Teresa Gutiérrez Granada, Nicaragua
Por: Augusto Cermeño

Doña Rosita Orozco Bermúdez, es la mujer de más edad que se conoce en Granada y, posiblemente, en Nicaragua. Se mantiene bien saludable, alimentada y cuidada desde hace 52 años por Teresa Gutiérrez, quien a sus 64 deja ver un cabello rojizo salpicado por una lluvia de inevitables canas.

Teresa es, además, una compañera, una amiga, una hermana, una confidente y ayuda a la memoria de doña Rosita, quien a veces se queda navegando en sendas lagunas mentales que no le permiten hilvanar adecuadamente sus recuerdos. Sin embargo Rosita no deja de recordar algunas cosas que más la impactaron en su vida, como lo fue su grande y único amor.

Cuando habló con LA VERDAD, dijo sentirse muy nerviosa, por los últimos acontecimientos electorales, pensando que venía la guerra para Granada. Ella conoció un poco de las guerras pasadas, como la guerra constitucionalista (1926-27), de los tiempos de Sandino, aunque no tiene recuerdos de eso.

Lo que más recuerda es la guerra insurreccional del 77 al 79, contra la dictadura somocista y la guerra civil de los años 80, que tanto luto trajo a Nicaragua. Eso es lo que tiene más fresco en su abatida memoria.

Hablando de los pleitos electorales, doña Rosita dijo que su mayor deseo es que los principales protagonistas, tengan sosiego, “que tengan paz que tengan tranquilidad, que es lo más lindo”, expresa la ancianita.

Rosita, una mujer muy menudita, ojos pequeños pero vivaces, dice que nació el 5 de noviembre de 1904, hace 104 años. Ya entró a los 105 y se mantiene saludable. Teresa nos dice que uno de los secretos es su alimentación basada en consume de langostas, de pescado, de todo lo que la mantiene en pie. A su edad, Rosita se atreve a agacharse para recoger cosas del piso, lo que le ha prohibido Teresa, porque “se puede caer y sería peligroso para ella”.

Teresa nos mostró albumes de fotos en las que aparece doña Rosita con la familia, con Teresa, cuando fueron a Miami a pasear. Las dos mujeres andan siempre juntas, siendo el cuido de Teresa, vital para la seguridad de Rosita. Tersa se quedó soltera, se quedó “a vestir santos”, como se dice popularmente, dedicada por entero a cuidar a la señora de mayor edad en Granada.

Rosita es la menor de tres hermanos de padre y madre. Sus dos hermanos (Manuel de Jesús y Francisquita) ya murieron. Francisquita murió a los 14 años. Su padre, don Adán de Jesús Orozco, falleció cuando Rosita tenía 35 años. Su mamá, doña Juanita del Carmen Avendaña, murió antes que su papá.

“EL CADEJO” CENO EN SU CASA, BIEN ESCOLTADO

Rosita trae a sus recuerdos, cuando en su niñez, vio llegar al general Emiliano Chamorro, “El Cadejo”, enemigo político número uno del general Anastacio Somoza García. Recuerda que Chamorro llegó a casa escoltado por un fuerte dispositivo militar, los que se quedaban fuera de la casa, vigilantes, para que “El Cadejo” no escapara.

Emiliano cenó, se tomo sus tragos de coñac y nunca intentó escapar del lugar, a pesar que los padres de Rosita le hacían la sugerencia. Don Adán de Jesús Orozco era un gran conservador, y se atrevía a sugerir que su líder escapara por una puerta del lado sur de la casa, que da a la Primera calle sur Xalteva, hoy calle Sor María Romero.

Emiliano no quiso traicionar la confianza que le daba la Guardia, ni dejar en mala situación a los Orozco. Se negó rotundamente a escapar. Con todo y que Emiliano era famoso por sus espectaculares fugas, cuando era rodeado por la Guardia Somocista.

Eso le hizo ganarse el apodo de “El Cadejo”, un animal lleno de muchos misterios y leyendas en las creencias y tradiciones nicaragüenses. La verdad es que el cadejo era un hombre de mucho cuidado para la Guardia, pero su actitud de hombre cabal y honesto le merecía el respeto y confianza hasta de su peor enemigo.

A LOS 19 VIO ENTRAR EL PRIMER CARRO…

Cuando Rosita andaba entre los 19 y 20 años, vio entrar a Granada el primer carro. Fue una noticia de gran magnitud para los granadinos, que solo estaban acostumbrados a las berlinas, los coches halados por caballos y las carretas haladas por bueyes. El carro, “era de un señor que vivía en la calle Real Xalteva”, recuerda Rosita.

Según nuestra entrevistada, era una verdadera multitud de parroquianos los que vieron entrar el carro, una novedad similar a cuando entró el ferrocarril, a finales del SIGLO XIX. La gente que vio llegar el tren, un enorme monstruo negro que echaba humo y hacía un ruido metálico ensordecedor. Dicen las crónicas de la época que la gente se corrió, pensando que era el diablo.

EL PRIMERO Y ÚNICO AMOR DE ROSITA

Rosita no vivió una juventud normal, como todas las muchachas de su época, debido a que le tocó cuidar de su padre, hasta que éste murió. El papá no permitía que nadie se le acercara porque, para él, Rosita no se cansaría con nadie porque para eso el trabajaba para mantenerla y darle todos los gustos.

La verdad es que el padre no quería quedarse solo, y esa postura era una actitud natural de quien sobre protegía a su hija y a quien le prodigaba cuidados. Rosita tuvo 18 enamorados. Cuando cumplió 35 años, se caso con el novio de toda su vida, el doctor en farmacia Gilberto Guerrero Mendoza, medio hermano del doctor Lorenzo Guerrero Gutiérrez, ex Presidente de la república. Rosita se casó al morir su padre. Era la única forma de hacer su propia vida.

2.- Rosita Orozco, de pie Rebatiendo entre su recuerdos, apoyada por Teresa, doña Rosita Orozco nos confesó que ella jaló desde los 14 años con Gilberto. Su padre nunca lo aceptó. El llegaba a asomarse por la puerta y cuando don Adán de Jesús Orozco lo pescaba, le preguntaba de inmediato: ¿qué buscas muchacho?, él le decía que a Rosita. Esto provocaba mucha furia, en don Adán, llegando a camisearse para sacar la pistola.

Don Adán de Jesús Orozco, conocido cariñosamente como “Chebito”, era un fuerte hacendado, dueño de varios negocios en Granada y acostumbraba a caminar con su Colt 45, por si “las moscas”. Luego de que el rico hacendado sacaba el arma, el enamorado de Rosita salía “como alma que se la lleva el diablo”. Rosita jaló jovencita con Gilberto Guerrero, considerado uno de los solteros más apetecidos de la ciudad. “El tuvo muchas novias, pero fue conmigo que se casó”, dice Rosita.

Después de fallecido don Adán de Jesús, Rosita pudo dar el si, finalmente, a la eterna petición de matrimonio de Gilberto. Rosita cumplía los 35 años. Jaló 21 años con su único galán y amor de su vida. El idilio de esta pareja, fue bastante comentado en la ciudad, sobre todo entre las familias más adineradas de la Gran Sultana.

Hasta sus 105 años, Rosita ha vivido una vida llena de comodidades, sin problemas económicos, viviendo en una casona colonial de cuatro corredores, con un hermoso jardín, amplias habitaciones y con puertas de acceso al lado este y sur, a lo que se suma un amplio zaguán, estilo antiguo, cuando a las casas entraban las carretas.

Su único malestar es el peso de los años y dos muelas que recién le sacó el dentista. Su dentadura es bastante buena para sus años. Logramos conocer que su asistente, amiga y confidente, Teresa Gutiérrez Castillo, cuenta con la eterna gratitud de doña Rosita, lo que se traduce en una herencia, en vida, a Teresa.


Archivado en Vida Social | 3 Comentarios »


3 Respuestas to “Doña Rosita Orozco, la mujer de más edad que se conoce en Granada, con 104 noviembres atuto”

  1. Por fabiola gutierrez el mar 9, 2009 | Responder

    QUE HERMOSA HISTORIA ME ENCANTO MUCHISIMO QUISIERA MAS HISTORIA COMO ESTA DE LA GENTE DE GRANADA

  2. Por rene el abr 4, 2009 | Responder

    que siga viviendo muchas masw son los deceos de otro granadino recuerdo mi abuelita murio de noventa y ocho anos ella se llamo lola tercero de cisne mi padre se llamo alcides cisne tercero dioa los tenga en su mgloria

  3. Por Regina el ago 21, 2009 | Responder

    augusto, ahora si te anotaste un 10 con ese articulo. La historia acerca de dona Rosita Orozco estuvo bella. Yo la conoci personalmente y fui muy amuga de ella, incluso le tuve un enorme carino. Digo “le tuve” porque desafortunadamente ella ya murio. Pero personas como ella seran recordadas siempre y con mucho amor y carino..

Escribe tu Comentario

Todos los comentarios son moderados. Opiniones con ofensas o fuera de lugar sern borrados inmediatamente. No pierda su tiempo.


El contenido de La Verdad no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorizacin previa y por escrito de La Verdad.